VII Cumbre de las Américas sin declaración final

Reportajes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Cumbre de las AmericasERP. En Panamá se realizó la sétima edición de la Cumbre de las Américas, en un marco de expectativas primero y frustraciones después. Lo central en este certamen, se dirigió hacia los consensos entre Cuba y Estados Unidos, tras más de 50 años de relaciones truncas y de un bloqueo económico que le negó posibilidades de mayor desarrollo al país dirigido antes por Fidel Castro y ahora por su hermano Raúl.

La VII Cumbre de las Américas, la primera de la historia que contó con representantes de los 35 países independientes del Hemisferio, tuvo las intervenciones de 27 Jefes de Estado y de Gobierno, cinco Cancilleres y tres Representantes Permanentes ante la OEA. Uno de mayor impacto y verborrea que otros.

Las propuestas se referían generalmente a lograr Mandatos para la Acción en torno a los diferentes ejes que apuntalan la “Prosperidad con Equidad”: salud, educación, energía, medio ambiente, migración, seguridad, participación ciudadana y gobernabilidad democrática. En mayor y menor medida, los consensos fueron expresados pero no suscritos formalmente.

Tal como sucedió en la anterior, no hubo una declaración final que defina consensos entre los Jefes de Estado participantes. Sí mucha voluntad y locuacidad para superar los problemas contra Cuba y Estados Unidos, los cuales de acuerdo a su propio presidente Raúl Castro, son “diversos y complejos”. Asimismo, reiteraciones de iniciativas frustradas hasta el momento como es el de la unidad americana.

En el acto mediático más llamativo las palabras de Raúl Castro estuvieron llenas de emotividad y aparente sinceridad. "Obama es un hombre honesto al que admiro". Luego detalló las razones que hacen diferente a Barack Obama de sus antecesores, quienes mantuvieron un bloqueo económico por 5 décadas; aunque se emocionó al hablar sobre su “revolución”.

En una rueda de prensa tras el encuentro, Obama calificó su conversación con Castro de "franca". "Somos capaces de hablar honestamente sobre nuestras diferencias y preocupaciones", expresó para enfatizar que Estados Unidos, no dejará de hablar sobre derechos humanos y democracias, aspectos que para USA, considera no existen en la isla.

No hubo declaración conjunta como se estila pero si una del presidente de Panamá, organizador de la Cumbre quien resaltó la presencia de Cuba en el certamen y todas las acciones de distensión que los une con su antagónico por más de 50 años.

“La decisión que anunciaron los Presidentes de Cuba y Estados Unidos para avanzar en un nuevo enfoque de las relaciones entre sus países creó una legítima expectativa de que situaciones, antiguas y recientes, que han tensado las relaciones hemisféricas pueden ser solventadas”, dijo.

Nada más. En tanto, en las disertaciones de los presidentes, Evo Morales, Nicolás Maduro, Dilma Rousseff, Danilo Medina, Rafael Correa, Salvador Sánchez Cerén y hasta Cristina Fernández, repitieron la vieja disparidad entre países subdesarrollados y el rol de Estados Unidos de Norteamérica en ese orden; además, de temas específicos como es el caso de una decisión ejecutiva contra Venezuela, que afecta a siete funcionarios venezolanos y el decreto que declaró a Venezuela una "amenaza".

Evo Morales, quien defendió con mucho ardor a Venezuela, se encargó de sintetizar en una intervención del porqué no hubo un acuerdo de todos los países parte, cuando indicó “Los gobierno de Estados y Canadá no quieren que haya un documento. Hay un documento que fue trabajado durante cuatro o cinco meses por técnicos y la delegación norteamericana rechaza ese documento”.

Resultado final, bien por la participación de Cuba, e igual bien para Bolivia y Venezuela, quienes tuvieron todo el escenario mediático para hacer sentir sus diferencias.

El próximo certamen de la Cumbre de las Américas en su versión VIII se realizará en Lima- Perú el 2018, donde los Jefes de Estado y de Gobiernos de América, se reunirán una vez más, para analizar los temas comunes que los vinculan. En el panorama de contradicciones fuertes de hoy; se espera que haya consensos de verdad en los próximos años.

Cumbre de los Pueblos

En tanto, la Cumbre de los Pueblos, reunida paralelamente, si hizo una declaración de manera conjunta; donde expresaron "firme respaldo a la Proclamación de América Latina y el Caribe como Zona de Paz y libre de colonialismo, tal como fue acordado por unanimidad por todos los Gobiernos de Nuestra América en Enero de 2014 por la Segunda Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)."

Igualmente, en su declaración rechazaron "el acoso militar, agresiones y amenazas de toda índole que despliega Estados Unidos y sus aliados estratégicos contra nuestra Región a través de Bases Militares, Sitios de Operaciones e instalaciones similares, que sólo en los últimos 4 años han pasado de 21 a 76 en Nuestra América, 12 de ellas en Panamá y exigimos la derogación del pacto de Neutralidad, que permite la intervención militar norteamericana a la República de Panamá".

En la parte restante, declaran aspectos vinculados a problemas centrales de la relación existente entre las grandes potencias y los paises de Latinoamérica. 

Pristina 255