La Constitución de los Estados Unidos

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Por: Miguel Arturo Seminario Ojeda. Siempre se nos ha dicho que la revolución francesa y la independencia de los Estados Unidos tuvieron mucha influencia en el fortalecimiento del espíritu patriótico de los latinoamericanos, ya que de ambos acontecimientos, surgieron una serie de declaraciones jurídicas que apuntaban hacia un mundo con mayor igualdad.

Indudablemente que la independencia de los Estados Unidos del 4 de julio de 1776, es un hito trascendente, si tenemos en cuenta que la existencia de esos dominios británicos es posterior a la constitución de los virreinatos españoles en América, y sin embargo se independizaron primero que las colonias españolas.

Es un hecho memorable, que la declaración de independencia fuese firmada por los representantes de las 13 colonias, que anunciaron su separación formal de Gran Bretaña, mientras surgía una nación con autonomía jurídica, que luego sería los Estados Unidos de América. 

Poco después, la nación organizada dio la primera Constitución de los Estados Unidos, redactada en la Convención Constitucional en Filadelfia en 1787, firmada un día como hoy , el 17 de septiembre de 1787, posteriormente ratificada el 21 de junio de 1788, a partir de aquí, se sustituyen los artículos de la confederación de 1781. 

Esta es la constitución nacional escrita más antigua en uso, y tiene sucesivas enmiendas, pero se mantiene, protegiendo los derechos de todos los ciudadanos, residentes y de los que llegan a los Estados Unidos, entre ellos la libertad de expresión, la libertad religiosa, el derecho de reunirse y la libertad de petición. 

La Constitución de los Estados Unidos todavía se encuentra en vigor, siendo la Constitución vigente de mayor antigüedad en el mundo. Ha sido enmendada más de 20 veces, y con toda seguridad tendrá nuevas modificaciones, dependiendo del entorno social, y la nueva dinámica de la sociedad estadounidense.