Qué es dropshipping y cómo puede ser usado para vender online

Ciencia y tecnología
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. El término dropshipping cada vez suena más entre las personas que están al corriente de las novedades que aparecen en la red. El dropshipping es un método de venta que se usa en Internet para favorecer las condiciones del emprendedor, ya que no supone una gran inversión económica.

Se podría decir que estamos ante una idea moderna y novedosa, la cual no requiere de mucha inversión y está sometida a pocos riesgos. Suena bastante tentador para aquellos que se dedican al marketing, así como a los empresarios y personas que están pensando en el proceso de construcción de un negocio. No obstante, es interesante que cualquier ciudadano esté enterado de las nuevas técnicas de venta que salen al mercado, puesto que conlleva beneficios para todos.

Internet está repleto de oportunidades de todo tipo. Para triunfar en el mercado del eCommerce o comercio electrónico, como en cualquier negocio tradicional con establecimientos físicos, requiere de una inversión inicial enfocado en los productos y servicios que se van a proporcionar a los usuarios. Aquí es donde entra la ventaja de usar dropshipping como técnica de ventas, puesto que la inversión en productos no tiene la misma relevancia que usando otros métodos de marketing.

Qué es el dropshipping

Literalmente dropshipping significa triangulación de envíos. Se trata de un tipo venta en el que se da la oportunidad de comprar los productos de manera individual a los proveedores que distribuyen los productos. Es decir, este modelo de venta se centra en que el proveedor es el que manda directamente los productos al cliente final.

De este modo las empresas funcionan de un modo estratégico al no hacer grandes pedidos que suponen inversiones de dinero muy altas. Es una perspectiva que favorece a todos los participantes en el proceso de compraventa. Así, los negocios en vez de hacer pedidos de inventario en grandes cantidades, lo que hacen es asociarse con los fabricantes o mayoristas de los productos que venden a través de un acuerdo previo en el que ambas partes salgan beneficiadas de tal negociación.

Muchas tiendas online que utilizan esta forma de venta se han convertido en una especie de intermediarios que conectan compradores con proveedores, pero su trabajo se centra en meras funciones burocráticas como los cobros, la atención al cliente y la gestión de pedidos. Es una nueva forma de vender productos sin incrementar los precios a causa de la cadena de venta.

Como ya sabemos en muchas tiendas físicas, el producto pasa por varios ¨filtros¨ o ¨secciones¨ desde que es fabricado hasta que llega a la tienda. En ese camino los intermediarios tienen que cobrar por sus servicios, de este modo el precio va aumentando hasta que llega al destino final. Con este nuevo modelo los fabricantes venden sus productos directamente a través de una página web, este espacio virtual es tan solo un medio, un puente que conecta ambos para facilitar el proceso de venta. Un solo intermediario que se lleva una comisión por las ventas, porcentaje más que merecido porque además de ser mediador se encarga de publicitar los productos y visibilizarlos en la red.

Funcionamiento del dropshinning

Para comprender el modo de administrar tiendas de dropshipping debemos de ponernos en la piel del empresario o emprendedor que decide convertirse en minorista con el sistema de comercio electrónico o eCommerce. La persona emprendedora crea una página web donde se publican los productos de venta online al cliente. Una vez los usuarios realizan las compras, el propietario de la página web informa al fabricante del pedido correspondiente. El mayorista o proveedor manda los productos directamente al consumidor final. En algunos casos el pedido lleva algún sello o marca de la tienda online, eso depende del contrato o negociación realizada entre ambas partes.

El empresario que ha decidido usar este método de venta se convierte en un intermediario que se nutre de las comisiones por todas las ventas efectuadas. El fabricante cobra por el coste neto del producto que vende, a ese coste se le suma una comisión que se integra en el precio final.

Ventajas de usar la técnica de venta dropshipping

Este método posee múltiples ventajas que benefician a todas las partes que forman parte del proceso. La primera ya la hemos comentado, no es necesario invertir en un gran inventario, ya que, al estar en contacto directo como facilitador del fabricante, los productos se piden en el momento. Además, los artículos llegan al cliente rápidamente porque no hay que esperar que el minorista los reciba para que después vuelva a mandarlos.

Otra ventaja es la variedad y amplitud del catálogo que se ofrece al cliente, ya que el minorista puede estar conectado con muchos fabricantes sin necesidad de tener los productos en un almacén propio. Y esto no es todo, sino que también permite probar nuevos productos sin estar sometidos a riesgo. En el caso de que esos productos no se vendan el minorista puede decidir retirarlos del catálogo.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255