fbpx
03
Dom, Jul

Cabo Blanco, una playa de aguas limpias y un paisaje realmente llamativo

Turismo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP/A.Vera. Cabo Blanco, es una caleta del distrito El Alto, de la provincia de Talara y fue considerada como una de las maravillas de la región Piura. Visitarla, es comprobar la existencia de un lugar que guarda en su memoria la visita a través del tiempo de personajes como el escritor norteamericano Ernest Hemingway; así como constatar la singularidad de su playa, las aguas límpidas y adicionalmente un paisaje muy original y sorprendente.

Cabo Blanco ha mejorado sustantivamente durante los últimos lustros, a nivel de la caleta misma, sus calles pavimentadas, acondicionadas y con elementos simbólicos se suman al emprendimiento de su gente, quienes han entendido, que viven en una caleta que tiene mucho potencial y que deben participar en su desarrollo económico. Hoteles y restaurantes se vienen sumando en esta dinámica.

Cabo Blanco b

Llegar a esta playa, sin duda una de las mejores del norte peruano, puede hacerse en tres direcciones. La primera, descender por el serpentín del distrito El Alto, hasta llegar a destino. En el descenso, se observa a plenitud el mar, el nuevo embarcadero pesquero artesanal, las embarcaciones pesqueras, las viviendas de la caleta y también pozos petrolíferos ubicados en la zona marítima.

Otra opción es partir de Talara, para cruzar Lobitos, ir por la ribera del mar hasta llegar a la caleta de Cabo Blanco. El panorama nos acerca a esa realidad petrolera de la provincia de Talara, se pueden observar los pozos de las zonas marinas, los que se encuentran en la parte continental y además, los diversos accidentes geográficos del tramo. Los predios que se observan, en gran mayoría ya tienen dueño o posesionario.

La tercera opción y mucho más utilizada durante los últimos tiempos es la que proviene del norte y que parte desde los distritos de Máncora y Los Órganos, llevan al turista en una visita rápida a las tortugas verdes del Ñuro y luego van hacia Cabo Blanco, el cual forma parte del paquete turístico que se oferta en los distritos que han logrado tener una mejor oferta hotelera.

Cabo Blanco cCabo Blanco, una playa de aguas limpias y un paisaje realmente llamativo.

Sin duda, que seguir esta ruta nos trae sensaciones nuevas, por la limpieza de las aguas del mar, por los acantilados y empedrados, por el deslumbrante panorama que permite ver la conjugación del mar y el pescador de la zona, asimismo, nos permite descubrir que entre Cabo Blanco y El Ñuro, existe una parte de mar que con mayor promoción puede ser la opción de muchos turistas nacionales y también del extranjero.

Cabo Blanco Iglesia San Pedro

¿Pero qué tiene Cabo Blanco para ser considerada como una playa prodigio de la naturaleza?

Cabo Blanco como caleta, es una pequeñísima ciudad que se ubica a la ribera del mar; como centro poblacional tiene en la pesca su principal actividad; sin embargo, durante los últimos años se suman las actividades turísticas. Su espacio urbano ha sido acondicionado con buen criterio para atraer al turista de playa y sol. Tiene pistas y veredas, baños, zona de estacionamiento y sobre todo hospedajes y restaurantes.

Es necesario destacar que la oferta hotelera viene creciendo no solo en la caleta misma, sino igualmente hacia el sur o norte de Cabo Blanco. La cercanía a la playa y el aislamiento de las mismas de los principales centros urbanos de la zona la convierten a este espacio territorial en un refugio para salir de las tensiones de la ciudad y encontrar el solaz que toda persona requiere.

Cabo Blanco e

Los acantilados que son miradores naturales, son usados para observar desde ellos la inmensidad del mar, su riqueza marina y sobre todo, en épocas que corresponden, la singularidad de las olas que facilita la práctica del surf. Realmente solazarse con el paisaje desde lo alto, es sentir la admiración por este refugió que visitaron Hemingway y otros.

Cabo Blanco, tiene una playa de aguas limpias y cálidas. La población y autoridades han entendido que este espacio debe ser conservado y mantenerse ajeno a cualquiera contaminante. No solo su preocupación se centra en retirar los residuos sólidos que puedan quedar botados en la orilla, sino cautelar que los pozos petrolíferos marinos, no contaminen afectando los recursos marinos y el uso turístico del océano.

Cabo Blanco d

La culinaria del lugar tiene en su herencia cultural su mejor presentación. Los platos generalmente son a base de pescado y mariscos, los cuales se combinan con insumos que provienen de la provincia de Sullana o de Tumbes. Como se tiene conocimiento, la confluencia de las corrientes de Humboldt y del Niño, permiten un hábitat ideal para el desarrollo de especies marinas.

Cabo Blanco se viene transformando, es realmente una maravilla turística regional y todo ello, por la visionaria convicción de las autoridades del distrito El Alto, la participación activa de su propia población para ofertar bienes y servicios que demanda el turista y por el desarrollo en general de potencialidades que la naturaleza ha prodigado a esta caleta.

ERP/A.Vera
Diario El Regional de Piura

Pristina 255