22
Lun, Abr

Con carros alegóricos y tumba de Yunce, Catacaos cierra el 21 de febrero carnaval “Ronnye Sernaqué”

Piura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Cuando el sol, se encuentra entregando sus últimos rayos, la avenida Cayetano Heredia de Catacaos, provincia de Piura, colmada de vecinos y visitantes, vivirá este martes 21 la última actividad del Carnaval cataquense 2023, actividad que contará con la presencia masiva del pueblo de Catacaos y de otras partes del país, así como de la Soberana 2023, que fue elegida anteriormente. 

Durante el presente año, el Carnaval se ha vivido de una manera diferente, la alegría, emoción, sentimiento, festividad, colorido y belleza, han conjugado en elementos comunes, desde el mismo momento que se inició el certamen, con el tradicional Manguerazo. "Ha sido una oportunidad para reencontrarnos con nuestras expresiones culturales vivas del distrito de Catacaos y de Piura en general" indicó uno de los activos participantes. 

El corso y carros alegóricos previstos para este 21 de febrero en horas de la tarde, será con una demostración de la creatividad, ingenio y arte de los artesanos, materializado en carros alegóricos, quienes llevan en su parte superior a las soberanas de las sociedades carnavalescas.

Junto a la belleza de la mujer cataquense, se unen música, baile, coreografías y mucha alegría de los integrantes de las sociedades carnavalescas, que pasan a lo largo de esta arteria bailando y contagiando con su alegría. La gran incógnita será despejada, pues es en ese momento cuando se devela el misterio del personaje o símbolo que las banderas han preparado en su carro alegórico.

Justamente un Jurado, de expertos es el responsable de evaluar a cada uno de ellos. Paralelamente en las sedes de cada sociedad carnavalesca, se vive la tradicional ceremonia del Tumba Yunce, el cual es un árbol plantado en la calle.

Este, ricamente decorado y lleno de regalos y sorpresas, es el centro dónde, uno a uno, los asistentes tratan, con un hacha derribar, para asumir de ese modo, el compromiso de, el próximo año, ser los responsables de erigir el mismo.

Mientras ello sucede con banda de músicos, comida, bebida y bailes se viven momentos de alegría y confraternidad alrededor del árbol levantado. El carnaval vive sus últimos momentos.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1