21
Dom, Jul

Piura: Monseñor Eguren se conduele por violenta muerte de escolar de 15 años

Piura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Ante el trágico suceso acaecido en la ciudad el día de ayer, el Arzobispo Metropolitano de Piura, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., ha emitido un pronunciamiento en el que expresa su profundo dolor y consternación, por la violenta muerte del escolar de apenas 15 años de edad.

Asimismo, eleva sus oraciones por su eterno descanso, y expresa mi dolor y cercanía espiritual a la familia y compañeros. Igualmente, le ha rogado a los fieles cristianos de la Arquidiócesis de Piura, que se unan en oración para pedir al Señor que le conceda al menor fallecido la vida eterna, y a su familia, el consuelo y la fortaleza en estos momentos de indecible dolor.

Monseñor Eguren indica también que, con preocupación se constata el aumento de casos de violencia y muerte en nuestra querida Piura. Ante ello, expresa su firme rechazo y compromiso por seguir promoviendo instituciones y acciones que favorezcan una cultura de paz, de tolerancia y de justicia.

Afirma que, crímenes horrendos como el vivido ayer en Piura, no deben ocurrir nunca más entre nosotros, pero recalca que además, nos tiene que llevar a pensar en la urgente necesidad de defender, promover y fortalecer a la familia, tanto en nuestra pastoral, como en nuestras políticas públicas.

El Arzobispo afirma que: "Si queremos una sociedad sana, necesitamos familias bien constituidas, en las que se ejercite la comunicación entre padres e hijos. La familia, es la escuela del más profundo humanismo, es decir, es el ámbito natural donde la persona, desde pequeña, recibe las primeras nociones sobre la verdad y el bien. Es en la familia donde aprendemos a escuchar, acompañar, amar, y a respetar toda vida, especialmente la humana. La familia, fundada en el matrimonio entre un varón y una mujer, constituye el ámbito de formación integral de los futuros ciudadanos de un país. No hay nada que pueda sustituir el valor formativo de crecer en un ambiente familiar bien constituido. Sin familia, no hay sociedad que merezca el nombre de humana. Sólo con familias bien formadas, desterraremos los males de la violencia familiar en todas sus formas, el bullying, los abusos, y la mala influencia de ciertos medios de comunicación y redes sociales, que transmiten una gran cantidad de anti valores que hoy en día afectan negativamente a nuestra niñez y juventud".

Finalmente, encomienda en su oración al menor fallecido, para que goce ya de la vida eterna, y para su agresor, le pide al Señor que le conceda el don de un sincero arrepentimiento y conversión de vida. Finalmente pide que, en estos difíciles momentos, Jesús les conceda a ambas familias el don de paz.

Monsenor se conduele

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1