25
Dom, Feb

La convocatoria a Congreso Constituyente en 1821

El general San Martín convocó al primer Congreso Constituyente, el 27 de diciembre de 1821.

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. En reiteradas ocasiones hemos mencionado a través de El Regional Piura, que la historia de la práctica de la democracia en el Perú se inicia a fines del virreinato, cuando los entonces considerados como hábiles para hacerlo, empezaron a delegar poder a sus autoridades.

Por Miguel Arturo Seminario Ojeda

Director del Museo Electoral y de la Democracia del Jurado Nacional de Elecciones

Y así se entra al Perú independiente, con varones que ya habían experimentado lo que era el ejercicio ciudadano, lo que se multiplicaría durante la décimo novena centuria, y más aún, se alteraría para bien, en los siglos siguientes.

Un hito dentro de la historia de la democracia en el Perú, se experimentó el 27 de diciembre de 1821, y quedó registrado en esa arista de la historia en el Perú, ese día, el general San Martín hizo la primera convocatoria a elecciones a la ciudadanía, que pronto delegaría poder a sus representantes. Son 202 años desde que se hiciera esta convocatoria, que a manera de un gran ensayo, se vivió como preámbulo para el derrotero futuro de la democracia representativa en el renaciente Estado peruano.

En mi libro, Piura y la independencia, publicado en 1994, que abarca desde 1808 hasta 1824, incluí las elecciones para el primer Congreso Constituyente en el Perú, y previamente, los procesos electorales de los años precedentes, puestos en práctica, en parte, como una estrategia para mantener la fidelidad al gobierno español, que hizo concesiones a medias a los hispanoamericanos.

Una experiencia de esta naturaleza, resultaba singular para todos los peruanos varones, que guardaban las experiencias vividas entre 1809 y 1814, habían participado en las elecciones por representantes a las Cortes de Cádiz, y en la elección de cabildos constitucionales. Ahora, el panorama del Perú independiente parecía más democrático.

Con esta convocatoria, se asomaba la práctica constante de la democracia representativa en el Perú libre, que empezaba a construir su propio futuro, tras la restitución del Estado peruano soberano, después de casi tres siglos de perdida autonomía; la ruta por un destino mejor se encontraría con baches en el camino, obstáculos que llenaron de sombras a lo que siempre debió ser luz.

Los historiadores de los primeros años de la ruta independiente, coinciden en que la del 27 de diciembre de 1821, fue la primera gran convocatoria ciudadana en el Perú republicano, porque este llamado, para participar en democracia, fue también para los nacionales de los territorios aun ocupados por los realistas, y que por la presión de los partidarios a la monarquía, no podían elegir. En este sentido, el general San Martín consideró, que sin la participación de ciudadanos de esas zonas, los resultados del Congreso Constituyente, no serían del todo democráticos.

Para este primer gran proceso electoral republicano se tomó en consideración el último censo virreinal, a fin de determinar la cantidad de representantes que correspondían a cada departamento. En el departamento de Trujillo, que integraba a los que hoy son Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad, Ancash, Cajamarca, Amazonas, San Martín, y parte de Loreto, se eligió en 1822, a 15 constituyentes titulares y a 7 suplentes.

Entre los elegidos por Trujillo, estuvieron tres personajes vinculados a Piura, Tomás Diéguez de la Florencia, Manuel José de Arrunátegui, y y Francisco Javier Fernández de Paredes, el marqués de Salinas, quienes dejaron su huella como políticos, en los debates de la Constituyente de 1822.

En el fondo documental Colección Diéguez del Archivo General de la Nación, se dan a conocer detalles de las elecciones en algunos lugares, sobre todo, del norte del país, espacio de oriundez de quien generó este conjunto documental, y que también estuvo en el Congreso Constituyente, don Tomás Diéguez de la Florencia.

En Piura se presentaron como candidatos para titulares: Tomás Diéguez, José de Lama, Manuel Arrunátegui, Pedro de León y Valdés, Francisco Javier Fernández de Paredes, Juan Antonio Távara, Santiago León y Manuel Pizarro. Y para suplentes se postularon: Manuel Diéguez, Tomás Aquino Vásquez, Jacinto de Otoya, José Manuel León, y Manuel Pizarro.

202 años después de este llamado, los peruanos siguen votando, como ocurrirá cada vez que se les convoque, para elegir autoridades municipales y regionales, del Legislativo y Ejecutivo, y del Parlamento Andino, en una sociedad cuyos logros en democracia se reflejan a través de la igualdad, tolerancia, inclusión, paridad, alternancia, y y otros considerandos que permiten medir cualitativa y cuantitativamente, los cambios en la práctica de la democracia.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1