Sullana: Otra vez se incrementa olas de asaltos, robos y violencia delincuencial

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Una vez más, los sullaneros tienen que vivir momentos difíciles, por los asaltos, robos y violencia, situación que desdice de la función y efectividad de la Policía Nacional del Perú y personal de Serenazgo Municipal. Esta situación, era menor durante los últimos años, pero todo hace indicar que nuevamente los delincuentes encuentran un lugar liberado para actuar con toda impunidad.

Hace unos días una adolescente, fue baleada por unos delincuentes que pretendieron robar una trimóvil; después una barra de desadaptados llegaron a Bellavista para crear terror y caos en este sector; luego obreros de construcción civil y ladrones se enfrentan en una obra; recientemente una banda de 10 delincuentes robaron 120 mil soles en un grifo local y se suma otros hechos delictivos ocurridos en Marcavelica y otros distritos.

Hace años, hubo necesidad de marchas masivas para pedir acción policial y tuvo sus resultados; la población misma se vio cansada de tantos actos delincuenciales incluidos asesinatos y con gritos en las calles obligó a una mayor eficiencia y aptitud del personal policial para cumplir con su labor, y al menos, la percepción de inseguridad disminuyó.

Marcha Paz

"No pierdas la paz, ni te acobardes" fue la frase en valiente marcha por la paz que realizó Sullana, años atrás

Lo que sucede actualmente es paradójico, por cuanto en esta ciudad funciona una escuela de Policías, los mismos que en gran parte han sido ubicados para dirigir el tránsito; después se les observa en grupo desplazándose en motos lineales; contra todo ello, se evidencia que no hay inteligencia y los delincuentes no paran en su accionar.

De igual manera, se percibe que la Municipalidad de Sullana ha dejado en segundo plano un mayor control ciudadano. Se dedican a decomisar bienes de pequeños comerciantes ambulantes, cuando sus grandes responsabilidades las mantienen abandonadas. No existe orden y el caos impera cada día más, por la incapacidad de plantear soluciones a los problemas existentes.

Se requiere urgente, que el personal policial e incluso el de Serenazgo, recuperen su accionar compartido y paren esta situación; ello no se encuentra exento que el alcalde entiende que gran parte de la solución de los problemas se encuentran en su campo y no solamente en la intervención de la Policía Nacional del Perú.

La ciudad está destruida y en pésimas condiciones. Este desorden incrementa el riesgo de actos delictivos y es lo que se observa en el reciente Terminal Terrestre hacia Piura, improvisado sin mayor planificación. Es el reino de los mototaxistas y el descontrol realmente sorprendente, que llama la atención que no haya nadie que regule las acciones para que se ordene este servicio.

Pero no es el único problema existente, en cualquier lugar se procede al embarque y desembarque de pasajeros, ante la vista y paciencia de autoridades municipales y policiales; y de igual manera, las principales calles han sido tomadas por pequeños comerciantes que se ubican con sus negocios; la necesidad de trabajo no está vedado a un real ordenamiento.

Por la seguridad de las personas y por la necesidad de una paz ciudadana, se requiere idear acciones de control policial y de inteligencia, para disminuir este tipo de hechos; que hablan mucho sobre la ineficiencia policial; sin embargo, igualmente se requiere que la incompetencia del alcalde y sus regidores se supere y al menos den muestras de algún nivel de mejora para devolver seguridad ciudadana a sus pobladores.

No permitamos que la delincuencia nuevamente se enseñore en la ciudad, sabemos que este tipo de hechos no merecen tregua, por la seguridad de miles de personas que se desplazan de un lugar a otro y que requieren hacerlo, con la convicción que regresarán sanos y salvos.

Publicidad Mario Quispe Suarez