¿Es el gobierno de Martín Vizcarra Cornejo uno de los peores de los últimos 100 años?

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Un entusiasta comentarista con algunos bríos, recientemente tuvo una repentina y subjetiva conclusión al sostener que “(…) este gobierno es el peor del siglo XXI y uno de los peores de los últimos 100 años. Nunca pensé decirlo pero es hasta peor que el de Ollanta. Gracias, muchas gracias a los que pusieron a PPK en el poder” indicó en su pronunciamiento. Luego de los cuestionamientos dijo indignarse contra aquellos que no “saben leer”.

Lo cierto que sin sabían leer y el equivocado era él, claro desacierto expresivo que jamás aceptará. 

Martin Vizcarra marcha¿Es el gobierno de Martín Vizcarra el peor de los últimos 100 años?

Si analizamos la primera parte de la frase; de los gobiernos de los expresidentes Valentín Paniagua, Alejandro Toledo, Alan García Pérez y Ollanta Humala, el peor de todos sería el liderado por Martín Vizcarra. Adicionalmente considerando la segunda parte de la cuestionada frase, el actual presidente de la República lideraría uno de los peores gobiernos contando desde Augusto B. Leguía, siguiendo por diversos personajes unos elegidos de acuerdo a la legislación del momento y otros como consecuencia de golpes militares.

La lista de gobiernos legítimos  en los 100 años son menos en relación a los de facto cuya nómina incluso demuestra la alta convulsión de la República de la época. Una lectura rápida de esta realidad sería suficiente para colegir que más allá de las emociones pro fujimoristas o pro apristas, o hasta pro Yeny Vilcatoma, que caracterizan al opinante, la comparativa es una exageración. 

El opinólogo de comento no es Pablo Macera y tampoco un émulo de don Jorge Basadre y su opinión debe ser tomada solo en ese sentido. Ello en el rigor técnico de la frase no podría considerarse como una conclusión válida de un intelectual que dedica parte de sus horas a realizar investigaciones sociales o históricas; sino como la opinión de un entusiasta que como cualquier peruano tiene y expresa sus percepciones.

Mirando en retrospectiva y considerando los 100 años, el gobierno de Augusto B. Leguía y él mismo es recordado por las grandes obras viales y bastaría recorrer parte de la sierra peruana, mirar las placas recordatorias de los puentes para leer su nombre; sin embargo, pesa sobre él todo el cuestionamiento histórico al modificar a su antojo la Constitución Política para mantenerse en el poder. 

De Bustamante y Rivero, se podría valorar su indiscutible vocación democrática, pero se le cuestiona su actitud frente a sus aliados, entre ellos el Apra. La acción más significativa del gobierno de Manuel Odría fue promover el voto femenino y  el de Juan Velasco Alvarado, se mantiene la reforma agraria que acabó con el latifundio.

El gobierno de don Fernando Belaunde, tuvo un presidente que mantuvo las virtudes democráticas, pero no la energía suficiente para controlar su administración pública. Se le perdió la página 11 de la Concesión a favor de la Occidental Petroleum Company y en el segundo gobierno, las obras públicas por reconstrucción fueron una “fiesta”; sin embargo quien lo representó murió con el sosiego de alguien que aparentemente no robó y que mantuvo las dotes democráticas.

El gobierno de Alberto Fujimori tiene muchas similitudes con el de Augusto B. Leguía en las infracciones constitucionales. Fujimori derrotó en las urnas al más exitoso de los peruanos; ejecutó obras por las cuales hasta ahora lo reconocen y después de su autogolpe logró una legitimidad social impensada. Millones de peruanos lo respaldaron, tanto como ahora lo repudian. Su vida y obra se encuentran marcadas por los éxitos de gobierno y la sangre de inocentes. 

Durante el gobierno de Alejandro Toledo se mantuvo el crecimiento económico, crearon algunos programas sociales que aún se mantienen. Su presidente subió y bajó en percepciones; promovió y respetó el Acuerdo Nacional e incluso incentivó las mesas de lucha contra la pobreza creadas en el efímero gobierno de don Valentín Paniagua. Contrario a las percepciones como gobernante, hizo de la bohemia su evasión de la realidad y mantuvo diferendos personales por la paternidad de una de sus hijas.

Alan García ofreció mucho e hizo poco. Hizo realidad el sueño de don Víctor Raúl Haya de la Torre, llevó al gobierno al Partido Aprista Peruano; en su primer lustro pretendió conocer mucho de economía e inventó conceptos que contrastados con la realidad fueron un rotundo fracaso; el pago de la deuda externa bajo sus condiciones no funcionó y su heterodoxia culminó en una desembocada crisis económica; su segundo lustro fue una copia fiel del fujimorismo y sobre todo con un subsistente cuestionamiento a su moralidad. 

En el gobierno de Ollanta Humala se dio énfasis a los programas sociales y como contraparte abandonó su prédica de cambio real. Otorgó un poder de facto hacia su esposa y personalizaron el funcionamiento de su partido político. La economía se mantuvo estable y en crecimiento, pero los cambios estructurales ofrecidos pasaron al olvido. Una vida de dispendio y de lujo, lo ha puesto a su líder en una crítica situación.

Las acciones de los gobiernos son fotogramas que se van sucediendo unos a otros y explican una realidad presente que mirada en retrospectivas se pueden ver las diferencias. Positivas en unos casos, negativas en otros. Incluso el presidente más polémico de los últimos lustros tuvo merecimientos no valorados. Por ejemplo, con todo el poder que logró acumular en la primera parte de su primer gobierno, pudo virar hacia el fascismo pero prefirió respetar las reglas democráticas, actitud que no lo hizo su sucesor.

El gobierno de don Martin Vizcarra viene escribiendo su historia. Se formó casi por casualidad y su presidente sin la aparente capacidad para un cargo de esta naturaleza; no es el orador que encandile multitudes y tampoco el intelectual que se quisiera escuchar y menos el político de grandes foros. Simplemente es un presidente que hace lo que puede y que las cosas no le han salido mal. ¿Es el gobierno de Martín Vizcarra uno de los peores de los últimos 100 años?. En definitiva no. 

Diario El Regional de Piura

Pristina 255

Juan Manuel propaganda