fbpx

Elección presidencial, la memoria colectiva o el riesgo a lo desconocido

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. El Perú estará definiendo en segunda vuelta electoral, al o la presidente de la República para los próximos 5 años. Por un lado, el profesor José Pedro Castillo Terrones del partido Perú Libre dirimirá superioridad electoral con Keiko Fujimori Higuchi del partido Fuerza Popular, en una contienda que exigirá mucho de la memoria colectiva de los peruanos y de la reflexión respecto a modelos políticos y económicos.

Respecto a Pedro Castillo, su emergencia a la política ha sido sorpresiva, como en su momento fue Alberto Fujimori, Ricardo Belmont y otros candidatos que culminaron de autoridades cuando nadie lo pronosticaba así. De él se cree que es bastante inclinado hacia el socialismo, aunque muchos dicen comunismo u en todo caso, que se inclina por aplicar políticas con mayor intervención del Estado.

Tras el primer plano obtenido por votación popular; se viene auscultando ideas fuerza de Pedro Castillo y evidentemente, tras conocerse el resultado final, es probable que inicie su campaña con miras a convencer a los peruanos, del por qué deberían votar por él y convertirlo en el futuro presidente de la República.

Pedro Castillo, es el candidato ideal para el fujimorismo. Es vinculado al Movadef, un grupo cercano a Sendero Luminoso; sin embargo, tal apreciación no se encuentra reconocida como tal. Pero de no ser cierto, no importará, la fuerza comunicativa de los rivales lo tomarán como cierto y será, es probable, la muletilla constante que la utilicen para descalificarlo y creer los miedos para que no voten por él.

Castillo, ha indicado que no quiere ser un Ollanta Humala y que no está dispuesto a ninguna hoja de ruta; que mantendrán sus planteamientos y sus convicciones. De la forma y modo, como estructure sus contenidos para la segunda vuelta electoral, dependerá sus resultados y poder capitalizar esta oportunidad.

La contrincante, es bastante conocida, descalificada por sus acciones con su madre, con su padre, con su hermano e investigada por presuntos delitos. Keiko Fujimori, fue liberada de prisión preventiva y al no tener impedimento para postular, se embarcó en esta posibilidad y pese a haber declarado que no postularía más, al final como tantas otras inconsistencias, lo hizo nuevamente.

Si Keiko Fujimori, además de candidata es un caso penal sólido y con evidencias demostradas, referirse a lo que fue el gobierno de su padre Alberto Fujimori, es mucho más extenso. El padre, dio un golpe de Estado, dejó sin efecto la Constitución que juró cumplir, aprobó una nueva, se hizo reelegir una vez y una tercera vez, para terminar fugado del país.

En dicho gobierno no solo hubo mucha corrupción; sino igualmente afectación al Estado de derecho. Las matanzas de Barrios Altos, La Cantuta y otros que han sido judicializados, son la evidencia más palpable de lo que significa, el uso abusivo del poder.

Por lo expresado, se requiere que peruanos y peruanas, hagan un ejercicio de memoria respecto a lo que sucedió y vivieron o profundizar en la historia del país, para emitir un voto consciente y pensando en el Perú. Un pueblo, se dice, no debe repetir el mismo error y justamente, un ejercicio de ciudadanía responsable puede evitarlo.

Diario El Regional de Piura

Bicentenario Unf 255

Municipalidad de Sullana

Pristina 255