23
Vie, Feb

Los riesgos de la delincuencia y el empoderamiento de sus actividades con la permisividad estatal

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La República del Ecuador ha sido motivo de atención mundial, por los altos niveles de violencia y sobre todo, por la osada intención de las mafias para generar miedo público. Sucede cuando el narcotráfico, tráfico de personas, minería ilegal, contrabando y otras actividades ilícitas se empoderan socialmente e infestan a muchos conformantes del aparato estatal.

Debemos indicar que en el caso peruano, si bien se viene perdiendo efectividad en la lucha contra la delincuencia; con un Ejecutivo y Legislativo cuestionados los cuales no se conmueven de lo que sucede, también es verdad que sobre ellos existe una gran parte de la ciudadanía que cree en una sociedad que tiene paz de verdad y que es convencida que el mal no puede prevalecer. 

Si hacemos un detalle de las actividades que ponen en riesgo la seguridad de las personas y que obligan a ser máseficientes a los diversos estamentos del Estado,son las siguientes: 

  • Tráfico de drogas
  • Mineria ilegal
  • Conflictos por tierras amazónicas
  • Trata de personas
  • Extorsiones y sicariato
  • Otros

La mayoría de estos delitos imperan mediante la penetración en los sectores públicos y privados, sobre todo en el aspecto político, sobornan con grandes cantidades dinerarias para lograr genuflexión, atemorizan mediante amenazas y chantajes o en lo extremo simplemente no tienen ninguna contemplación para matar o enviar a matar a quienes constituyen su obstáculo.

Recientemente mencionamos al VRAEM donde el Estado solo existe como nombre; la minería ilegal respeta casi nada las disposiciones existentes y actúan con total normalidad en Madre de Dios, Puno, Arequipa, Trujillo o Piura. Trabajan en enormes socavones en la mayoría de casos y lo hacen en el territorio nacional, pero ni las acciones de decomiso y destrucción de maquinaria y equipos los ha disuadido. Estos siguen operando.

En el distrito de Suyo,provincia de Ayabaca en la Región Piura, estos transgresores de la norma, no tenían temor de agredir a efectivos de la Policía Nacional del Perú e incluso tuvieron la intrepidez de causar agresión en una Oficina del Ministerio Público. Muchos pobladores renegados por la ocupación de su territorio o se incorporan a la dinámica o simplemente son asesinados oamedrentados. Con las autoridades locales, la historia es la misma..

La situación del narcotráfico es similar, violenta cuando el poder formal se opone y lucha contra ellos o persuasión con dinero de por medio a quienes osen intervenirlos. Los testimonios sobre este tema son variados, pero pese a ello, existen aún rescoldos de efectivos policiales, que se enciman sobre la corrupción policial y del Ministerio Público, para decomisar el producto ilícito; sin embargo, los transportadores y más los cabecillas prefieren huir y saben que no serán encontrados.

Por las características del narcotráfico, quienes se encuentran inmersas en él, son grupos altamente organizados y resuelven sus diferencias de poder mediante la fuerza. En relación a la acción pública, si no pueden corromper al funcionario público, prefieren evitarlo y realizar diversas estratagemas para no ser descubiertos. No es casual que el producto se desplace por diversos territorios de Perú, Ecuador, Colombia y Bolivia.

Situación diferente es la minería ilegal. Existe la extracción ilegal y si tienes un dominio del territorio se sabe que son focalizadas. En estos, existe una disputa entre quienes tienen los derechos mineros y quienes los explotan. En ese caos y laberintos, se dan disputas que terminan con la muerte. Para llevar el producto, usan el sistema vial del Estado y se entiende que son vigilados por la Policía Nacional del Perú.

Narcotráfico y minería ilegal son dos actividades ilícitas que buscan igualmente incidir en los poderes públicos. Lo que se está viendo en el Congreso de la República es digno de investigar. Como esta instancia es la representación de la sociedad misma, no llamaría la atención que se tenga representantes de actividades ilícitas, de quienes obtendrían financiamiento para llegar y no llamaría la atención que después legislarían a su favor.

Actualmente tenemos un Perú dividido, primero por un gobierno ilegítimo socialmente, segundo por la violación de los derechos humanos, tercero por la reversión de normas favorables para la mejora del aparato estatal, cuarto por la distorsión de las competencias de organismos de esta instancia y entre todas ellas, males sociales como la violencia estructural crece.

Es difícil mirar en perspectiva un Perú mejor con la actual situación. El Estado es débil y vulnerable hacia fuerzas aviesas y ha sido tomado por ellas, la democracia es un elemento muy incipiente, existen posiciones que prefieren el atajo y desconocer la realidad de las cosas y sobre esa base se multiplican actos delincuenciales que conmueven a una población que se resiste a ser tomada por este tipo de situaciones.

Pese a ello, existen funcionarios de algunas instancias que no caen a la tentación de la corrupción, que prefieren estar con el pueblo bueno y gracias a ello, existe la esperanza que haya cambios en el mediano plazo. Esperemos que ellos, imperen frente a la arremetida de otros que prefieren caminar por el atajo y que, para lograrlo, usan el crimen y el asesinato.

Para lograr una lucha efectiva contra las fuerzas delictivas,se necesita institucionalidad la misma que se encuentra debilitada en los últimos lustros,un mayor control ciudadano cueste loque cueste,respeto irrestricto de las leyes y sobre todo un sistema judicial que se equivoque menos y no se corrompa con facilidad frente las dádivas y/o sobornos.Es difícil pero no imposible.

ERP|  SAVC

Diario El Regional de Piura

 

Publicidad Aral1