fbpx
07
Vie, Oct

Sismos, deben llevar a fortalecer la labor de prevención

Informes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

simulacro-sismosERP. Un sismo de regular intensidad se sintió en el norte peruano. En Sechura la añeja Iglesia, sufrió los embates del movimiento telúrico y en parte sucumbió; en otras ciudades como Piura, Sullana, Talara, Paita, Chulucanas, el temblor hizo recordar los aciagos días de 1970, cuando la tierra quedó temblando tras el terremoto de Huaraz. Incluso, en el mismo año, el epicentro de un terremoto fue la provincia de Sullana. 

Muchas veces la población no toma con seriedad los simulacros de sismo; sin embargo, estos son una forma de apropiarse de conocimientos y actitudes para actuar en momentos de emergencia. El 31 de mayo de cada año, se organizan estos simulacros, los mismos que se evidencian, no tienen la participación comprometida de la población. 

Según información oficial en lo que va del año 2014 se han registrado 39 sismos en diversas regiones del país, con magnitudes que van desde los 3 hasta los 5 grados, según estadísticas del Instituto Geofísico del Perú. En su página web se puede observar que en su mayoría estos movimientos telúricos se han registrado en las regiones de la costa del Perú.

Entre los que tuvieron mayor magnitud está el registrado hoy en Ica de 6.2 grados, le sigue también en Ica el ocurrido el pasado 18 de febrero el cual tuvo 5.6 grados.

Le sigue el sismo sentido el 2 de febrero en Arequipa con una magnitud de 5 grados.

Los siguientes movimientos telúricos fueron de intensidades entre los 4.6 grados hasta los 3.6, algunos de ellos no fueron sentidos por la población. Gran parte de los sismos se registraron en la región Ica, Arequipa, en el Océano Pacífico, Piura y en regiones de la sierra como Cusco y Junín.

Al respecto el jefe del Instituto Geofísico del Perú (IGP) Hernán Tavera, mencionó a la Agencia Andina, que la población debe tomar conciencia de estos fenómenos y participar activamente de los simulacros que se llevan a cabo. Todo ello, considerando que no existe una actitud de prevención frente a este tipo de hechos. 

Indicó que los simulacros pueden salvar miles de vidas en el país, de llegar a ocurrir un sismo de gran magnitud y los niños deben estar bien instruidos para que conozcan qué hacer frente a un terremoto.

Manifestó que ante el inicio del año escolar, los estudiantes deben participar activamente de los simulacros para que puedan enfrentar una situación como un sismo de gran magnitud.

"Los simulacros es la herramienta valida para prepararse ante la ocurrencia de un sismo, es la misma población que debe recoger las enseñanzas y ponerlas en práctica en los hogares, los centros de trabajos y en las escuelas", dijo.

Lamentó que muchas veces algunas personas no muestran interés al momento de realizar los simulacros y no son conocen del peligro que uno puede enfrentarse.

"Por ejemplo en los últimos años no hemos tenido sismos grandes en Lima y no sabemos lo que representa un evento como el que ocurrió en Chile o Japón, ojalá que podamos tener una cultura de prevención", recalcó.

Para el caso del norte peruano, el sismo de 6.2 ML es una alerta para tomar las medidas de organización y prevención, de tal manera que la población sepa como reaccionar frente a un movimiento telúrico. Experiencias negativas existen a nivel nacional y el norte no ha sido ajeno, conforme detallamos en el párrafo primero de esta nota. 

Pristina 255