19
Mié, Jun

La verdadera revolución de Un Billón de Pie

Informes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP/Marco Paulini Espinoza y Nelson Peñaherrera Castillo*.No es fácil desarrollar una sesión de aprendizaje. Mucha gente cree que se trata de pararse enfrente de las personas y comenzar a hablar, pero la realidad es que consiste en planificación y definición de estrategias, e investigación y selección de contenidos, especialmente si la gente que te va a escuchar son adolescentes del último año de secundaria.

Durante seis meses de 2015, hemos estado visitando siete colegios a lo largo del área metropolitana de Sullana y el distrito de Ignacio escudero con la finalidad de compartir y reflexionar maneras de prevenir la violencia basada en género (VBG), es decir, aquélla que ejerce un varón sobre una mujer por el simple hecho de ser mujer.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) dijo hace un lustro que a nivel mundial, por cada tres mujeres, una será víctima de cualquier tipo de VBG: física, psicológica, económica y especialmente sexual. Tomando en cuenta cuántas personas poblamos el planeta, lo que la ONU nos decía es que mil millones de mujeres son víctimas potenciales o han sido victimizadas de alguna manera.

Esa es la razón por la que la actriz y escritora Eve ensler fundó One Billion Rising, en San Francisco, estados Unidos. La iniciativa busca desafiarnos a reducir los niveles de VBG. Al llegar a Latinoamérica y al Perú se tradujo como Un Billón de Pie, y en nuestro país este es su cuarto año de operaciones.

Como en todo el mundo, Un Billón de Pie se concentró en mover a la población los 14 de febrero para manifestarse festivamente contra la VBG a través del baile y la presencia de figuras públicas hasta lograr que en todo el planeta mil millones de personas se pusieran de pie para bajar los casos de violencia existente y pedir una respuesta de parte de gobiernos y ciudadanía.

sofia un billon

A más baile, ¿Más violencia?

Tras dos años de baile anual en el Perú, hemos llegado a ser el país con la mayor tasa de feminicidios de Sudamérica. Solo en 2015, el Ministerio de la Mujer contó más de 70 y el departamento de Piura aportó más de 20 y otro número similar de tentativas de feminicidio, algunas de las que se convirtieron en tristes sucesos mediáticos.

La organización nacional de Un Billón de Pie no comprendía por qué si la convocatoria de los 14 de febrero era masiva, los casos de VBG mas bien tendían a elevarse; entonces, se decidió una solución radical: dejar de lado las actividades públicas de un día y comenzar un proceso de intervención ciudadana a mediano plazo, con un pequeño proyecto que fuera bajando paulatinamente los niveles de violencia y poniéndose como tope un año.

Es así como se propuso la integración de ciudadanos y ciudadanas con mucha convicción y con cierto espíritu emprendedor y visionario en una estructura horizontal llamada Círculo de Acción Local (CAL), cuya tarea es la de fijarse un objetivo realista, inclusivo y cuantificable y alcanzarlo dentro de doce meses, o sea, de 14 de febrero a 14 de febrero.

La propuesta ciudadana

Piura es una de las siete regiones donde Un Billón de Pie buscó crear CAL, basado en la convocatoria de los dos primeros años, y, de hecho, mucha de la gente que bailó fue llamada para iniciar este nuevo estilo de trabajo (para la campaña, es decir), logrando tener respuesta en la ciudad de Sullana-Bellavista y el distrito de Ignacio escudero.

Entre ambas circunscripciones, una decena de personas se propuso reducir los niveles de VBG mediante la educación, trabajando un taller orientado a estudiantes del quinto año de secundaria para identificar, reducir y combatir la violencia desde la esfera personal, rompiendo los tradicionales roles de género (cómo la sociedad parametra el comportamiento de varones y mujeres según su sexo) hasta conocer cuáles son las implicanncias civiles y penales que acarrean todas las formas de agresión existentes, bajo el principio de que no hay agresión pequeña ni grande; todas son negativas.

En el medio también se habló de masculinización y embarazo adolescente.

Más de 600 adolescentes participaron del taller. La idea es ambiciosa: si logramos cambiar el modo de pensar de un o una estudiante del último año de secundaria, prevenimos que Agreda o sea víctima de agresión en el futuro inmediato y lejano;

En adición, le convertimos en agente de cambio que replique el conocimiento y la actitud hacia sus pares, compañeros y compañeras de años inferiores y el resto de la comunidad educativa (docentes, padres y madres).

El nuevo reto

Claro que un taller en siete colegios tampoco reducirá dramáticamente los niveles de violencia, pero sí va a sembrar semillas para que en el futuro las incidencias de lesiones leves o graves, las omisiones a la asistencia familiar, las humillaciones, la violación sexual y el feminicidio, o el embarazo adolescente bajen, no porque se dejan de denunciar sino porque ya no suceden de hecho.

Y es que Un Billón de Pie cree que la represión de esos males corresponde a las instancias que ya existen en nuestra sociedad; lo que a la campaña le compete es educar para prevenir.

¿Cómo respondieron los chicos y las chicas? Aún recordamos los debates entrealumnos y alumnas del José eusebio Merino y Vinces, las charlas post-sesión del José Matías Manzanilla o la sesión diseñada y ejecutada por alumnas en Santa Sofía sobre embarazo adolescente.

Más que pararse a hablar, entramos a actuar. Y ahora los CAL de Sullana e Ignacio escudero seguirán apostando a impactar en las instituciones educativas para involucrar a docentes y las familias con el fin de identificar, prevenir y reducir los niveles de VBG.

Quizás entonces tendrá sentido juntarnos el próximo 14 de febrero y bailar celebrando el logro de tal objetivo; sin embargo, tampoco debemos llenarnos de dolor y pensar que una simple acción no puede cambiar la historia. La clave es darle sostenibilidad en espacio y tiempo.

Ya comenzamos a romper las cadenas; ahora debemos convertirnos en la revolución del amor y la esperanza.

* El obstetra Marco Paulini y el comunicador social Nelson Peñaherrera son los coordinadores regionales de Un Billón de Pie para Piura. Para mayor información, ingresa a http://unbillonpiura.blogspot.com/

Fotos: Zaimon Garragate, Esthéfany Rodríguez, Cristian Gálvez y Rossiely Cruz.

amauta un billon

 

Publicidad Aral1

Paypal1