fbpx
01
Sáb, Oct

La vida convulsa de Florcita Polo

Espectáculos
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

florcita-poloERP. Expuesta desde pequeña a las campañas mediáticas de la madre, Florcita Polo Díaz, se encuentra en un dilema con su esposo. Todo hace indicar que el divorcio es cuestión de tiempo. "Necesito un psicólogo, él me quiere volver loca", fue lo que dijo entre lágrimas en el programa Amor, amor, amor. Evidentemente, tras las reiteradas presentaciones de la familia Díaz en el programa de Beto Ortíz, no han traido nada bueno y las consecuencias se evidencian hoy. 

No todo dura para siempre. Al parecer el matrimonio de Florcita Polo y Néstor Villanueva tampoco. Es más, está a punto de finalizar.

Y es que la engreída de Susy Díaz aseguró que el pasado 4 de febrero, ella encontró una pulsera de mujer en el auto de su esposo, lo que originó una fuerte discusión entre ellos.

Para la líder de 'Las Pecadoras', quien habría subido el vehículo de su marido es una bailarina del Callao.

No solo eso. Polo Díaz contó que su aún esposo la insulta y la maltrata psicológicamente. "Necesito un psicólogo, él me quiere volver loca", fue lo que dijo entre lágrimas en el programa Amor, amor, amor.

Según ella, a lo largo de su relación con él, ha vivido "muchas cosas" que le han afectado y que ya no aguanta. "Si la gente se daría cuenta, me apoyaría", afirmó.

Florcita Polo señaló que estos problemas vienen de muy atrás y que, si hasta hoy parecían una pareja sólida, es porque "antes le tapaba todo".

Indicó que las cosas se agravaron cuando ella formó el grupo de 'Las Pecadoras', pues "eso no le gustó a él". "Han pasado muchas cosas, pero no diré más por respeto a mi hijo", añadió.

La hija del cantautor Augusto Polo Campos dijo que no lo quiere volver a verlo, "él me enferma mucho".

Sin embargo, cuando participó en 'El Valor de la Verdad', Florcita se salvó de responder si le había sido infiel a Néstor y él, pese a ello y a las confesiones de la 'Pecadora', optó por mantenerse a su lado.

Pristina 255