Sicariato adolescente en el país proviene de hogares donde prima la violencia familiar según estudio

Sociales
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Se ha publicado un estudio realizado por el MINJUSDH donde se analiza las causas del sicariato adolescente en el país, los cuales en muchas oportunidades han sorprendido por los hechos de sangre generados. Resultado de los hallazgos, la Ministra Ana Teresa Revilla señala que documento confirma que menores infractores de la ley provienen de hogares donde prima la violencia familiar.

Ellos buscan “ser reconocidos”, “no mostrar miedo”, algunas veces “saben que su cabeza está pedida”. Son los menores de edad que fueron contratados para matar, por lo que purgan sus condenas en el Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación (CJDR) de Lima y que han dado su testimonio para una reciente investigación que ha presentado el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Se trata de “El fenómeno del sicariato en el Perú. Estado situacional y experiencias del adolescente en conflicto con la Ley Penal sancionado por sicariato”, que contiene los testimonios de seis de estos menores y cuentan cómo es que empezaron a delinquir hasta terminar acabando con la vida de personas que en la mayoría de casos ni siquiera conocieron.

Una de las características comunes de estos infractores de la ley es que conviven, desde temprana edad, con contextos al margen de la Ley. Ello, debido a que muchos de sus familiares y amigos han tenido o tienen conductas delictivas por las que han estado privadas de libertad.

Sicariato juvenil un fenómeno social en estudioSicariato juvenil un fenómeno social en estudio

Además, habitan en un contexto de violencia al interior del hogar, residen en entornos violentos con pocas oportunidades, empiezan a vivir rodeados con modelos referenciales negativos, abandonan la escuela y tienen relaciones afectivas conflictivas. Los menores infractores entrevistados provienen del Callao, Cajamarca, Trujillo y Áncash.

La ministra de Justicia, Ana Teresa Revilla, aseveró que una propiedad de este documento es que comprueba cómo la violencia familiar tiene entre sus consecuencias individuos violentos que no solo delinquen sino que terminan asesinando por encargo. Reflexionó que como sociedad tenemos mucho por hacer para evitar crear este tipo de personas y consideró la necesidad que el Estado se enfoque en realizar trabajos de prevención en las zonas de riesgo.

La investigación confirma que existe un aceleramiento en la trayectoria criminal de los mismos, quienes empiezan a partir de los 12 años con arrebatos y pequeños robos, y llegan a los 14 o 15 con acciones infractoras desarrolladas con aparente éxito e incluso con varias ejecuciones. Estos hechos pasan a ser reforzados por los miembros de la organización delincuencial.

Las motivaciones para iniciar una “carrera criminal” dan cuenta de ciertos elementos como la necesidad de ser reconocido, acogidos por el grupo, tener poder y contar con beneficios económicos que les permita cubrir los elementos que consideran importantes: medios para movilizarse, vestimenta, consumo de sustancias psicoactivas y actividades festivas.

Los interesados en “El fenómeno del sicariato en el Perú. Estado situacional y experiencias del adolescente en conflicto con la Ley Penal sancionado por sicariato”, pueden conseguirlo en el link 

Diario El Regional de Piura

Pristina 255

Juan Manuel propaganda