fbpx
20
Lun, Sep

El desastre por inundación: recordando un día aciago para la región Piura

Informes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Hace 4 años, los piuranos vivieron la peor tragedia de su historia. El río Piura, asumió un caudal inesperado para desbordarse en todo su trayecto y causando tragedia y dolor entre población afectada y otra damnificada. Miles de familias vieron de pronto sus viviendas sumergidas en el agua, los que pudieron salir lo hicieron y otros fueron socorridos evitando una muerte segura.

Castilla, Piura, Catacaos, Cura Mori y diversos centros poblados llevaron la peor parte. Evidentemente ante tanta masa de agua, era imposible contener el desborde; la clásica fotografía de un gobernador impotente ante la bravura de las aguas del río, reflejaron en su momento la nimiedad del ser humano frente a la furia de la naturaleza.

Un grupo de ciudadanos, organizados en un Colectivo, recordarán la fecha para que la historia no se repita; sin embargo, circunscriben todo a la corrupción. El problema, es mucho más complejo que un acto corrupto y va más allá, de tal manera que responsables existen en los entes del gobierno que manejan y gestionan mal los recursos públicos y también en quienes desde la sociedad civil no tienen en cuenta los riesgos naturales.

Para el Econ. Juan Aguilar Hidalgo las causas son complejas respecto a las regiones y la gestión de su territorio, se necesita “Mayor descentralización, que permita tomar nuestras propias decisiones y no esperando las migajas de Lima o que los ministros vengan trayendo carpas o balones de oxígeno. ¿O es que los piuranos debemos empezar una corriente independentista?”.

“El problema no es el río, sino nuestra incapacidad para entender y comprender su cauce, y ejecutar acciones de regulación, desde la cuenca alta y media, como sistemas de almacenamiento de agua en la zona baja (...) el modelo de Barcelona, visto en miniatura en la avenida Vice son señales que se pueden hacer cosas diferentes” precisa.

Inundacion 2017aEl desastre por inundación: recordando un día aciago para la región Piura

La historia de crecientes y lluvias en Piura no son solo del 2017; se tienen experiencias similares en años anteriores y excepto en un Fenómeno el Niño, en los demás, después del llanto vino el olvido y tras la reconstrucción se retornó a la situación anterior al desastre. En esta oportunidad los cambios han sido mínimos en relación a lo esperado y aún se sigue discutiendo sobre el particular.

Para atender el desastre del 2017, se aprobó una Ley creando la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios, cuya vigencia fenece en el 2022. Se esperó que cumplan fielmente aquellos de “Con cambios”; transcurrido al tiempo y como lo hemos dicho siempre, las obras ejecutadas solo han significado reponer las cosas al estado anterior a la destrucción. Existen razones para explicar estas actitudes.

Esas razones se explican por el tema de las competencias, por el de recursos, por el de liderazgos, por el de información y educación, por el de transparencia, por profesionales que conozcan la realidad y transversalmente por tener en cuenta los saberes locales.

Para el antropólogo Manuel Hidalgo León “Piura es inundable, necesitamos acciones múltiples como: controlar reservorios (quizá más reservorios) limpieza de ríos, reforestar, sistemas de drenaje integrado para las principales ciudades y no ocupar causas naturales de ríos o quebradas, solo así podemos evitar catástrofes como la última del 2017” para hacerlo se requieren autoridades con capacidades y competencias y no personas sin ningún sentido de responsabilidad.

Agrega que “Recursos financieros se tiene (…) más de 1000 millones ejecutados en el Alto Piura (...) otros millones en hacer a un lado la tierra del río (...) con esos dineros mal invertidos se pudo hacer un proyecto especial para evitar inundaciones” agrega Hidalgo León.

Hoy se recuerdan 4 años de la peor tragedia de los piuranos y existen muchos aspectos pendientes y tantas reiteraciones de errores repetidos, que estamos seguros, de seguir así, en un tiempo no muy lejano se volverá a sufrir lo mismo. Porque no se trata solo de la creciente del río que de por si es una amenaza, sino también la posibilidad de lluvias intensas en las propias ciudades.

Para el exdirector ejecutivo del Centro de Planeamiento Regional de Piura Juan Manuel Aguilar “Lo que se recuerda es una tragedia que jamás deberíamos olvidar, pero la prevención no solo es evitar el acto corrupto en la obra pública, sino tener las competencias y los recursos, planificar siempre y cumplir con lo planificado, tener autoridad y hacerla cumplir y sobre todo, entender que la desgracia se prevé gestionando adecuadamente un territorio, donde deben retroalimentarse autoridades, profesionales, sociedad civil y población en general”.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255