fbpx
01
Sáb, Oct

Piura: Playas y sol en la costa, belleza natural en la sierra

Informes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

plaza-grau-piuraReligiosidad y gastronomía es riqueza local

ERP. La Región Piura, tiene varios elementos distintivos para promover y fomentar el turismo. Su espacio territorial permite ir desde la costa hasta la sierra y pasar del océano hasta las lagunas de Huancabamba o Pacaipampa. Playas, clima, lagunas, artesanía, geografía, miradores naturales, un extenso bosque seco, y otro tipo de bosques son riquezas que se usan poco o nada.

La serranía piurana tiene una vistosidad admirable y la pureza del aire que se respira es un recurso que poco a poco se viene valorando. Las visitas semanales hacia Canchaque se vienen incrementando y ayuda el desplazamiento la mejora vial. Al llegar a este lugar, nos encontramos con un pueblo enclaustrado en la naciente de la cordillera y rodeado de robles; goza de prestigio por el legado de Miguel Ciccia Vásquez, pero no existe desarrollo urbano, aspecto que lo viene logrando San Miguel del Faique.

En San Miguel del Faique, al estilo de Vilcabamba en el Ecuador, sus espacios se vienen usando para la oferta turística. Los piuranos y gente de otros sitios, pueden encontrar un fin de semana tranquilo y acogedor en San Miguel del Faique. Dista 3 horas de Piura y la pavimentación de la carretera ayuda mucho para crear alternativas nuevas para estos pueblos ancestralmente olvidados.

Rumbo a Huancabamba, el encuentro con la cordillera y su serpentear, nos da un panorama de nubes, precipicios y coraje. El Tambo, antiguo descanso andino se ha perdido y el tránsito vehicular es más ligero, su punto mayor se encuentra a más de 3 mil metros, donde el viento nos informa sobre el paso de una vertiente a otra. El descenso hacia Huancabamba, se hace entre arboledas, quebradas y población autóctona.

Si el viaje es diurno, se puede apreciar toda la belleza de los andes piuranos. La policromía que dan las laderas de los cerros, muestra un estilo de vida de la población. Las parcelaciones para la siembra, semejan un damero lleno de trigo o maíz. Cuánto más alto es el poblado, las ciénagas y los riachuelos proveen el agua que necesitan los residentes para sus cultivos o consumo humano. Mediante procedimientos artesanales, se almacena el agua y luego se administra su uso.

Huancabamba, es conocida ancestralmente. La presencia de ecuatorianos, colombianos y peruanos, es motivada por las Lagunas de las Huarinjas. La ciudad, perdió su encanto colonial y sus viejas casas dan una sensación de pueblo abandonado. Las casas de tejas han sido reemplazadas por construcciones más modernas y no existe una política de conservación de sus monumentos históricos.

Su rio, es torrentoso en época de invierno y llega a un nivel mínimo en otras estaciones. Pese a la contaminación, aún es usado como zona de recreación e integración social de su población. Sus aguas son limpias y transparentes. En la parte de Sondorillo, se represará para encauzarla vía un túnel hacia la zona de Chulucanas- Morropón.

En la costa son las Playas

Son las playas y el clima que incentivan conocer las playas piuranas. Máncora es el ícono y el referente para extranjeros, sobre todo del Ecuador, quienes encuentran en esta pequeñísima ciudad el lugar para el esparcimiento costeño. La frecuencia de servicio de transporte ha ayudado mucho y es común ahora observar una real integración entre peruanos y ecuatorianos.

En cada festividad peruana, limeños y de otros departamentos concurren hacia Piura, para vacacionar. La oferta turística es amplia y parte desde Cabo Blanco, Punta Veleros y Vichayito en Los Órganos y Máncora. Hoteles y hospedajes para todas las economías, son una opción para los visitantes. Si se quiere algo más privado, se encuentra Vichayito, si se desea confundirse con las decenas de turistas pueden visitar Máncora.

El mar piurano, tiene en sus aguas un clima temperado gracias a la corriente de Humboldt y la del Niño que es caliente. Difiere de la temperatura en otras partes del país; asimismo, la limpieza del entorno es importante y la contaminación es mínima. Las municipalidades se encargan de evitar que haya acumulación de basura, se podría decir que población y autoridades han entendido que de ellos depende atraer más turistas.

En Máncora se encuentra artesanía trabajada con productos del mar. Decenas de artesanos ofertan sus productos en la calle principal, y quienes llegan a Máncora o Los Órganos, pueden llevar íconos que les actualice su visita al norte de Perú.

Es la gastronomía a base de mariscos y pescados la atracción complementaria para el visitante. En Máncora, los restaurantes y bares se encuentran en toda la ciudad y principalmente a la propia playa. Igualmente, estos establecimientos se distribuyen por toda la ciudad; gozar de la culinaria local es reconocer que la comida piurana es sabrosa.

La religiosidad

Sin duda que es la religiosidad un motivo de atracción turística. La Semana Santa de Catacaos, es una expresión de tradiciones, costumbres y cultura, digna a tener en cuenta. Su fecha de celebración concuerda con la programación católica y se inicia con las novenas de los fieles locales, procesiones por las calles de Catacaos y se conjuga con los siete potajes que se ofertan gratuitamente el Jueves Santo.

La Festividad de Virgen de Las Mercedes, se lleva acabo después de un preludio de peregrinos, quienes se desplazan desde otros lugares de la región para venerar a la "Mechita" cuyo templo era en la Plaza de Armas de Paita y ahora se encuentra en una altura. El puerto de Paita, en cada mes de septiembre, recibe miles y miles de visitantes, con el convencimiento que su venerada es milagrosa y merece orar frente a ella.

El Señor Cautivo de Ayabaca; es una festividad que se celebra en Ayabaca y que tiene en el mito de la creación de la imagen la atracción de los visitantes. Se realiza en el mes de octubre y los peregrinos que proceden del Ecuador y de la costa de Piura, realizan esfuerzos denodados para cumplir con su fe. El caminar subiendo la cordillera y soportando muchas veces la dureza del frío nocturno se compensa con su llegada a Ayabaca, donde el venerar al Cautivo es su satisfacción mayor.

Virgen del Carmen en Huancabamba; se mantiene con sus tradiciones y sus costumbres. Los danza de los "Diablicos" atrae a los feligreses, en esa lucha entre el mal y el bien, la danza avanza al mismo compás que las procesiones. La festividad es el mes de julio y el Día Central concluye con un luminoso "castillo" que es acompañado por los lugareños y los visitantes.

La Religiosidad se extiende por toda la región Piura, y es un rasgo común del poblador local. Cada pueblo tiene su Iglesia y en ella, el santo y lo virgen de su devoción. Las festividades son organizadas por la feligresía o las autoridades eclesiásticas. Es una manera de mantener viva la fe.

Visitar Piura, es conocer el bosque seco

Visitar Piura, siempre será un motivo de encanto. A las playas mencionadas, a la belleza de la sierra piurana, a su gastronomía de mariscos, pescados y carnes, a la belleza de las lagunas naturales de Huancabamba y su religiosidad, venir a Piura significa mirar los algarrobos que se ubican en toda la costa, como elemento fundamental del bosque seco. 

cabo-blanco

hospedaje-punta-veleros

valle-salitral

 

cocos-sullana

artesania-mancora

tablas-mancora

mancora-surfing

Iglesia-san-sebastian

Pristina 255