19
Dom, May

El periódico Argos Constitucional y la voluntad de la ciudadanía hispanoamericana

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La práctica de la democracia representativa en el Perú, está asociada a la última década del gobierno virreinal, cuando el mundo hispanoamericano fue testigo de unos cambios que alteraron profundamente la estructura, y la cultura de los hombres de comienzos del siglo XIX, en medio de un universo diferente, en el que aún no tenían participación las mujeres.

Por Miguel Arturo Seminario Ojeda
Director del Museo Electoral y de la Democracia del Jurado Nacional de Elecciones

Sociológicamente, el cambio social equivale a la alteración de patrones de conducta, y de la mentalidad, en los que la difusión de ideas altera el modelo del comportamiento, cambios que también se provocan desde los dispositivos jurídicos que se proponen modificar la manera de obrar en una sociedad, y a los que contribuye sin lugar a dudas la prensa escrita, como lo hizo hace más de 200 años, el periódico Argos Constitucional.

Argos Constitucional 02

Era claro que desde la perspectiva realista se buscaba mantener el orden establecido desde España, convivir en medio de igualdad ciudadana, pero manifestando fidelidad al Rey, a ese soberano tan lejano, solo presente en América a través de su virrey y de los funcionarios que administraban tan vastos territorios. Ese es el mensaje principal que se advierte en Argos Constitucional, aparecido en Lima el 7 de febrero de 1813.

América luchaba por su incomprendida e inaceptable independencia por los españoles y muchos americanos, que quizá a través de la Constitución de Cádiz, en parte buscaban frenar ese deseo de separación política de los dos mundos que ya no podían permanecer juntos en medio de la desigualdad imperante.

Por la Constitución del 19 de marzo de 1812, jurada primero en Cádiz, y luego en Hispanoamérica, se iniciaba una nueva forma de tener autoridades municipales, los antiguos súbditos, ahora convertidos en ciudadanos delegarían poder a sus autoridades, y para eso no necesitaban ser letrados, sino ser hombres libres y mayores de 25 años, no eran más vasallos, eran libres, así como se había empezado a proclamar en Europa desde fines del siglo XVIII, por los liberales que no concebían la desigualdad social.

La aparición de Argos Constitucional propone a los ciudadanos vivir sujetos al orden legal que la naturaleza gregaria inspiraba los hombres, y en este caso se refería a someterse a los considerandos de la Constitución de Cádiz, en cuya elaboración habían participado los americanos, elegidos en sus propias jurisdicciones, desde las que viajaron hasta Cádiz.

Argos Constitucional 03

Hemos leído Argos Constitucional en la Biblioteca Nacional de Lima, enterándonos que el semanario fue editado por Luis Devoti, médico afincado en Lima, y por el presbítero José Joaquín de Larriva, a través de cuyas direcciones salió hasta marzo de 1813, contándose con la aprobación del representante del Rey y del cabildo de Lima. Ese mismo año se publicó el Anti Argos, contrario en sus contenidos al periódico que destacamos. La vida de Argos Constitucional se limitó a 7 números.

Argos Constitucional 04Desde Argos Constitucional se motivó a los peruanos a ser fieles a la monarquía española, bajo un nuevo orden social.

José Joaquín de Larriva fue limeño, y además de sacerdote, tuvo prestigio como poeta y periodista, siendo considerado también, como el precursor del costumbrismo literario peruano. Larriva nació en 1780, y falleció en 1832, fue alumno del Convictorio de San Carlos dirigido por Toribio Rodríguez de Mendoza, y después estudió en la Universidad de San Marcos.

Siguiendo su línea expresada en Argos Constitucional, Larriva no se manifestó abiertamente por la independencia, sino hasta 1824 después de la batalla de Junín; justificando su proceder, en el elogio que pronunció en homenaje a Bolívar en 1826, en la recepción que se ofreciera al Libertador en la Universidad de San Marcos. Continuó con su labor como periodista polémico, hasta su muerte en 1832.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1