17
Mié, Abr

El turismo en Cajamarca y su vasta riqueza natural y cultural

Iglesia Catedral de Cajamarca | Fotografía El Regional de Piura

Turismo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Cajamarca, es un departamento de significativa importancia en el contexto nacional. Mirado en la historia, fue el lugar donde el Inca entregó el rescate en oro exigido por los españoles; sin embargo, su historia trasciende la etapa de la conquista y se enraíza con un pasado rico en matices y sobre todo en aspectos culturales, los cuales son develados para exhibirlos como una riqueza turística.

Cajamarca, se encuentra vinculada mediante un sistema vial bastante bueno en lo principal y regular en las vías que la vinculan con distritos y provincias. Hacia la zona, visitan turistas nacionales y también extranjeros a conocer sus atributos culturales y que trascienden la información de las últimas décadas, donde centran todo en la riqueza minera; pero Cajamarca es mucho más que ello.

Vista de la imagen de la ciudad desde el Mirador de Bellavista | Fotografía El RegionalVista de la imagen de la ciudad desde el Mirador de Bellavista | Fotografía El Regional

En una primera instancia y aún en la ciudad, buscamos un mirador natural, donde recreamos nuestra vista encontrándonos con su crecimiento demográfico,

Al conocer la oferta de paquetes turísticos con gran diversidad turística, la cantidad de turistas nacionales y extranjeros que llegan a diario, la muestran como una región que ha tomado a lo serio el turismo y que, además, ha sabido articular esta industria “sin chimenea” tanto a lo público como lo privado y extendiéndolo hacia diversos distritos y provincias cercanas. En realidad, son un ejemplo.

Módulo termal en Complejo de Baños del Inca | Fotografía El Regional de PiuraMódulo termal en Complejo de Baños del Inca | Fotografía El Regional de Piura

Observando la ciudad desde los miradores naturales, podemos recrearnos con la cordillera de los andes, en una parte verde y en otra afectada por las actividades mineras; además, su crecimiento poblacional es significativo, y la parte comercial permiten atender la demanda del visitante y del lugareño, con una percepción de ciudad que crece positivamente y también se afecta en lo social.

Entre la oferta en la ciudad, se tiene diversos elementos que no se pueden dejar de conocer, si alguien tiene el interés de conocer este departamento. La Plaza de Armas, la Iglesia Catedral con su originalidad, la Iglesia de Belén, Hospital colonial de Varones y de Mujeres, donde se encuentran museo arqueológico y museo etnográfico, y Colina de Santa Apolonia. Todos estos lugares pueden ser recorridos escuchando las explicaciones de guías conocedores de su temática.

Plaza de Armas de la ciudad de Cajamarca | Fotografía El Regional de PiuraPlaza de Armas de la ciudad de Cajamarca | Fotografía El Regional de Piura

Conocer los famosos “Baños del Inca” era una de las primeras intenciones y es lo primero que se hizo. En realidad son majestuosos y se ha ordenado de tal manera, que es emocionante sumergirse en las pozas de agua caliente, para salir después reconfortado y renovado gracias al influjo de las aguas termales.

La salida a Namora que es uno de los paquetes turísticos, alterna la diversidad geográfica y la cultural. Se inicia con el recorrido a la Alameda de los 14 incas en tamaño real, es una oportunidad para tomar imágenes; el Bosque de Piedra de los “Sapitos”, el taller artesanal de guitarras que se ubica en el mismo Namora, Laguna de San Nicolás donde se puede pasear en ella en un bote de totora. La experiencia es un encuentro entre lo cultural y lo natural.

Taller de elaboración de guitarras en distrito de Namora | Fotografía El Regional de PiuraTaller de elaboración de guitarras en distrito de Namora | Fotografía El Regional de Piura

Otra salida y que los promotores turísticos han sistematizado, es la Cumbe de Mayo, donde se puede observar desde el Mirador de Bellavista, todo el crecimiento urbano de Cajamarca; luego permite llegar al Layzón santuario que tiene petroglifos, el túnel de los deseos que permita cruzar mediante una angosta abertura el bosque de piedras, altares ceremoniales, piedra del sacrificio, el canal megalítico que refiere a Cajamarca más allá de su pasado inca.

Santuario de Cumbemayo,  jeroglíficos y canales preincas | Fotografía El Regional de PiuraSantuario de Cumbemayo, jeroglíficos y canales preincas | Fotografía El Regional de Piura

Visitar la Colpa, es recrearse conociendo la campiña de Cajamarca, sino encontrarse con hechos que llaman la atención, como es el llamado por sus nombres a las vacas de la antigua hacienda, luego del estruendo de un látigo que se golpea en la piedra, van saliendo una a una para ubicarse en un galpón con su nombre; además de ello, se encuentra en la ex hacienda, una capilla como símbolo de la religiosidad y varias caídas de agua, además de una laguna artificial.

Ir hacia Otuzco, es una mezcla de lo natural con lo prehistórico, en este lugar se encuentran los sarcófagos de los antiguos del lugar, al cual se llega subiendo una cuesta, para observar de cerca las denominadas ventanillas; después de esta singular visita, el turista es llevado a dos ofertas turísticas de carácter privado, primero el Jardín Botánico de hortensias, al fundo Los Alpes que produce quesos y donde se puede conocer el proceso y además, adquirir parte de su producción.

Jardín botánico de las hortencias | Fotografía El Regional de Piura

El turismo es una actividad económica que requiere condiciones y organización público y privada y Cajamarca ha sabido construir esa organicidad que se requiere. Tiene una oferta hotelera y de restaurantes que brindan una cordial acogida; en su territorio, adentrarse en sus riquezas naturales y culturales, otorga una sensación de gozo y armonía. Tanto como sucede con el Cusco, se queda con las ganas de retornar y seguir conociendo una parte de nuestro Perú.

ERP/N. Sunción

Diario El Regional de Piura

 

Publicidad Aral1

Paypal1