fbpx

La denegatoria del voto de confianza de Pedro Cateriano Bellido y estabilidad del país

Andrés Vera Córdova
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Los peruanos se fueron al descanso nocturno después de escuchar una ambiciosa exposición de Pedro Cateriano Bellido; durante toda la noche, los parlamentarios hicieron uso de la palabra con un promedio de 3 minutos cada uno, para el largo debate vino la votación y lo que se deducía tras las intervenciones se demostró con los votos. 37 votaron a favor, 54 en contra y 34 abstenciones fue el resultado de la votación.

Cateriano fue nombrado como presidente del Consejo de Ministros el 15 de julio y la decisión parlamentaria de la madrugada de este 4 de agosto, pone fin a la gestión más efímera para un cargo de esta naturaleza.

En efecto, la singular medida adoptada por este variopinto Congreso, convierte a Cateriano Bellido en el Premier de menor duración de los habidos en el país, considerando que el presidente de la República deberá aceptar su renuncia en un plazo máximo de 72 horas y proceder a nombrar su reemplazo, el cual irá de igual manera a sustentar su política de gobierno ante la instancia que debe validarlo.

Lo gracioso de esta votación, son los partidos que votaron por Cateriano Bellido. Un consuetudinario enemigo político de Fuerza Popular o partido de los fujimoristas, recibió de ellos el voto cerrado para otorgarle el voto de confianza y se sumaron igualmente Somos Perú y el Partido Morado. Lo contradictorio es el voto partido de Acción Popular el cual se dividió entre el sí y el no al voto de confianza.

Quienes desde un inicio indicaron que votarían en contra fueron las organizaciones de Podemos, el Frente Amplio, Unión por el Perú e incluso el FREPAP. Quizá lo más llamativo es el voto en abstención de Alianza para el Progreso, el cual se abstuvo en bloque. Con la votación habida permite a los peruanos conocer con exactitud la consistencia de estas organizaciones.

De acuerdo al Reglamento Interno del Congreso, si la confianza es negada al Gabinete, este deberá renunciar de forma inmediata ante el presidente de la República, quién tendrá que aceptar su dimisión y formar un nuevo equipo ministerial. Después de su reconformación deberá igualmente concurrir en un plazo de 30 días a sustentar sus políticas.

Debemos recordar que en los primeros cuatro años la Constitución protege al Ejecutivo, considerando que podría disolver el Congreso ante el rechazo del Voto de Confianza; sin embargo, no se puede hacer porque la misma Carta Magna establece los límites para adoptar esa medida y en la presente gestión se hizo uso de esta facultad, justamente para dar paso a la actual composición del Congreso.

Pedro Cateriano para tiempos normales no era un mal presidente del Consejo de Ministros; incluso su rimbombante discurso en términos prácticos era para un ciclo mayor al que realmente tiene el Ejecutivo. Dentro de estos contenidos, incluso innecesariamente, se levantó la bandera de la minería un tema que crispa los ánimos nacionales por el nivel de oposición existente y que viene frenando la ejecución de varios proyectos de esta naturaleza.

El presidente Vizcarra deberá hilar fino para encontrar el grupo adecuado que permita dar continuidad a su gobierno, que siga enfrentando la pandemia hasta reducir al máximo sus impactos negativos, reactivar la economía afectada por la paralización de las actividades y sobre todo garantizar el relevo institucional para el próximo año.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255