24
Sáb, Feb

Rafael Ballón Adrianzén, un héroe ciudadano que falleció en trágico accidente

Sullana
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Rafael Ballón Adrianzén (26) fue un ejemplo de ciudadano en las inundaciones de marzo del 2017 en la ciudad de Piura y sobre todo en Catacaos. Con gran entrega y valentía, se dedicó a apoyar entre las aguas del río Piura a mucha gente que lo requería. Lamentablemente, un accidente de tránsito le quitó la vida y viajó hacia el infinito causando enorme dolor entre sus familiares y amigos que lo conocieron. 

Quizá la mejor frase que contextualice el momento de sus padres, es la frase de Gerardo Cabrejo García, cuando expresa "El que nació para ángel, vuela pronto al cielo" y aunque resulte demasiado duro para entender estos fallecimientos, queda el consuelo para quienes lo conocieron las lecciones de vida que sembró en la tierra aún en su juventud. 

Rafael Ballon Adrianzen

Fue un ejemplo de ciudadano en las inundaciones, un accidente de tránsito le quitó la vida

Un accidente de tránsito ocurrido anoche en la vía Panamericana Norte, a la altura de Ignacio Escudero causó la muerte inmediata de Ballón y ha dejado en situación delicada a Meyer Cohen Valdez y Brans Requena Peña quienes fueron llevados de inmediato hacia el Hospital de Sullana.

auto accidente 2

 Vehículo quedó destrozado por accidente

Ellos regresaban hacia Piura en compañía de dos amigos, justamente después de practicar el buceo, una de sus pasiones. Joven estudiante de la Universidad Nacional de Piura, seguía la carrera profesional de su tío, hermano de su madre. 

Hace dos días mostraba orgulloso el producto de su faena deportiva en el mar lo que él mismo posteó como "periquitos domingueros" y lo hacía con la sonrisa propia de una persona que vive con total sobriedad y alegría.

auto accidente 1

Jóvenes regresaban después de faena de buceo

Tras su partida, aunque trágica, se le recordará por su estoicismo y por su gran humanidad que demostró en las inundaciones de Piura y Catacaos. Allí entre damnificados y agua llevó su fortaleza, rescató a quienes abandonaron sus viviendas y buscaron una elevación para salvarse, los apoyó llevándolos a lugar más seguro y con otros amigos los asistió con alimentos, medicina, ropa y todo ello motivado por una sensible preocupación por lo acontecido con los pobladores del Bajo Piura.

Un gran ejemplo de persona. ¡Qué descanse en Paz, la población de Pedregal, Piura y la Región, lo tiene presente!

Diario El Regional de Piura

 

Publicidad Aral1