18
Sáb, May

Salud Mental: 'No discriminemos a las personas que enfrentan trastornos'

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. El impacto de la pandemia de COVID-19 en la salud mental ha sido significativo, con un aumento del 28% en los problemas de salud mental depresivos en el periodo pospandémico.

La pandemia del COVID-19 ha tenido graves consecuencias en la salud pública a nivel global, y ha dejado una huella negativa en la salud mental de millones de personas.

La Dra. Denisse Timaná, psiquiatra del Hospital Especializado San Juan de Dios de Piura, ha destacado que la llegada del virus al Perú ha resultado en un aumento significativo de trastornos de ansiedad y depresión.

En ese sentido, la Dra. Timaná, hace un llamado a la sociedad para que no discrimine a las personas que enfrentan estos trastornos y las aliente a buscar ayuda, proporcionando información sobre los centros de salud mental disponibles en sus comunidades.

"Cualquier persona puede experimentar un problema de salud mental; no es algo extraordinario, por lo que nadie debería ser objeto de discriminación, sino más bien recibir orientación y apoyo", enfatiza.

Según datos del Ministerio de Salud (Minsa), en 2019, aproximadamente una de cada ocho personas padecía un trastorno mental durante el transcurso de un año. Sin embargo, en el año 2022, después del período de pandemia, los trastornos de ansiedad aumentaron en un 26% y los trastornos depresivos en un 28%.

Los grupos más afectados por estos problemas de salud mental incluyen a los adultos mayores, niños, adolescentes, personas con condiciones médicas preexistentes y, en particular, el personal de salud que estuvo en la primera línea de combate contra la enfermedad.

Además, se observarán consecuencias devastadoras en personas que ya hayan sido diagnosticadas con problemas de salud mental.

La Dra. especialista de San Juan de Dios señala que los comportamientos ansiosos son una respuesta natural del ser humano ante situaciones nuevas. Sin embargo, durante el confinamiento y debido a la falta de información sobre el virus, la situación se descontroló, lo que condujo al desarrollo de trastornos mentales.

La especialista también advierte que es probable que el número de personas con estos padecimientos aumente a medida que sigan surgiendo nuevas variantes del COVID-19, lo que puede generar más preocupación en la población debido a la incertidumbre sobre los efectos en la salud.

La Dra. Timaná hace un llamado a la población a informarse a través de fuentes oficiales ya limitar el consumo excesivo de noticias, con el objetivo de proteger la salud mental. Además, destaca la importancia de que los medios de comunicación y las autoridades informen sobre las medidas que las personas pueden tomar si experimentan síntomas de trastornos de salud mental.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1