15
Lun, Jul

Fallece a los 70 años Germán Seminario Moya, sobrino bisnieto de Miguel Grau

Lima
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Germán Seminario Moya, sobrino bisnieto del héroe nacional, Miguel Grau Seminario, falleció el viernes, 5 de enero, a los 70 años, tras padecer una crisis cardíaca que lo llevó a permanecer internado en el Hospital Alberto Sabogal del Callao.

Su partida generó conmoción en las redes sociales, donde varios usuarios destacaron su notable parecido con el 'Caballero de los Mares'. Tanto en Facebook como en TikTok, se compartieron diversos videos donde aparece caracterizando al héroe de la Guerra del Pacífico.

Difundió el legado de Miguel Grau

No obstante, Germán también es recordado por su empeño en difundir el legado de Miguel Grau; cada 8 de octubre llegaba al puerto de Paita, en la región Piura, para rendir homenaje a su tío por su participación en el Combate de Angamos.

En mayo del año pasado, un video viral titulado “No lo puedo creer, eres tú, Miguel Grau. ‘El Caballero de los mares’ en un chosicano”, mostró al sobrino del héroe viajando en un servicio de transporte público.

Según un comunicado de la familia, los restos de Seminario Moya son velados en la avenida Naranjal, ubicada en el distrito limeño de Los Olivos.

¿Quién fue Germán Seminario Moya?

Germán Seminario Moya, residente de Lima, emerge como un orgulloso descendiente del almirante Miguel Grau, ícono de la historia naval peruana. Su historia familiar se entreteje con la grandeza del héroe nacional, una conexión que ha marcado su identidad desde su infancia.

Nació de la unión de Iris Moya Cabrejos y Germán Seminario Pallant. En una entrevista con La República, Seminario Moya compartió un episodio clave de su infancia que fortaleció su conexión con Grau.

A la temprana edad de 9 años, su abuelo, Simón Seminario Seminario, le mostró una fotografía del 'Caballero de los Mares'. Recordando ese momento, Germán reveló la peculiar promesa que hizo a su abuelo: "A los 44 años me dejaré crecer la barba y me afeitaré el mentón, en honor a Miguel Grau".

Esta promesa, más allá de ser un gesto simbólico, se convirtió para él en un tributo personal a la memoria del héroe naval.

Seminario Moya entró a trabajar al Estado en 1976, específicamente en el Ministerio de Vivienda, ahí le dieron la oportunidad de colaborar como vigilante a la edad de 21 años. En 1992, pasó a trabajar en el Ministerio de Transportes, donde llegó a ser técnico en archivos.

Poco después, llegó a trabajar en la Dirección General de Transporte Acuático como inspector naval. "Navegaba por los ríos de nuestro Loreto haciendo inspección a las embarcaciones", dijo en una entrevista al programa de entrevistas del Colegio Santa María de la Providencia.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1