24
Mié, Abr

Proyecto de cultivo de papaya se desarrolla con éxito en los Caseríos de Belisario y El Barco en Sechura

Sechura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. El desierto se caracteriza por ser un territorio árido, de escasa diversidad de vida y muchas veces puede ser así, pero es en estas condiciones que el Programa Emprerural Agricultores de la Compañía Minera Miski Mayo viene desarrollando el proyecto “Innovación y emprendimiento para mejorar la economía de familias en el desierto de Sechura”, que se ejecuta con 40 familias de la comunidad campesina San Martín de Sechura.

El ingeniero Agroindustrial Dorian Aguirre, consultor del proyecto, quien viene trabajando con beneficiarios y beneficiarias de los Caseríos de Belisario y El Barco, expresó que cultivar en este ecosistema significó apostar por las habilidades que tienen estas familias emprendedoras, “nuestra apuesta siempre ha sido el trabajo asociativo, las familias tienen que desarrollar experiencias piloto que les permitan generar confianza, aporten su esfuerzo, pero también el tiempo necesario para un proyecto piloto. Esta es la carta de presentación para pasar a una segunda fase, la de piloto comercial, actual fase en la que nos encontramos”.

En el mes de octubre de 2022, como parte del proyecto, se realizó la instalación de ½ hectárea de cultivo de papaya de variedad Sinta F1, distribuyendo ¼ de hectárea en cada zona de Belisario y El Barco respectivamente, que actualmente está brindando sus primeros frutos gracias al acompañamiento técnico de especialistas, la gestión eficiente del recurso hídrico a través de sistema de riego tecnificado, el uso de buenas prácticas agrícolas, y la aplicación de fertilizantes orgánicos como compost, humus y bioles.

“Ahorita solamente es un inicio del cultivo y ya se está viendo la producción, varias personas de otros lugares están viniendo a comprar y gracias a la empresa Miski Mayo que nos da el asesoramiento técnico, de los ingenieros y los socios que están pendientes, también acá estamos para poner la mano de obra. También tenemos el biodigestor que la empresa instaló en nuestro caserío, donde sacamos el biol para alimentar a la planta más pequeña y así poder cosechar todo nuestro cultivo” expresó Fernando Chapilliquén Fiestas, beneficiario del caserío El Barco.

El éxito de esta experiencia se asienta sobre la estrategia de Alianzas para el Desarrollo con actores comprometidos con la promoción de actividades productivas, como son: Agrosemillera Viveros Verdes, Alabama Perú y la Asociación de Productores Agropecuarios y de Cultivos Alternativos Don Moisés San Cristo; quienes aportaron desde su experiencia con la gestión de vínculos comerciales y el fortalecimiento de capacidades.

Cabe destacar que, la gestión comercial es uno de los aspectos claves en el desarrollo de un negocio, pero generalmente constituye un problema de difícil solución y que necesita ser abordado desde la concepción de la propuesta. Por ello se ha generado la articulación comercial con comerciantes de mercados locales como Sechura, Piura y Caseríos de la Carretera Panamericana e incluso intermediarios que comercializan en los mercados centrales de Piura y Chiclayo, así como también con empresas que demandan de papaya para el desarrollo de sus operaciones (SODEXO).

Diario El Regional de Piura

 

Publicidad Aral1

Paypal1