16
Mar, Abr

Sullana: mujer policía irá 18 meses de prisión preventiva por pedir supuestamente donativo

Sullana
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. El juez de Investigación Preparatoria especializado de Corrupción de Funcionarios de la Corte de Sullana Jorge Andrés Nole Sócola ordenó 18 meses de prisión preventiva a la suboficial Mirla Fabiola Benites Romero de Garcés, que laboró en la Unidad de Tránsito de Sullana, por los presuntos delitos de cohecho pasivo propio, falsificación de documentos y el haber utilizado un documento falso como si fuera legitimo.

Según requerimiento fiscal, Benites junto con su colega del departamento de Tránsito Cristian Quispe Conislla, el ultimo 9 de junio habrían solicitado la suma de 500 soles a un conductor para no aplicarle una papeleta, por no contar con brevete. Tras ser intervenido Quispe en audiencia judicial el 23 de junio, el juez Nole ordenó 18 meses de prisión preventiva, presentándose hoy en audiencia de prisión preventiva en forma voluntaria en la sede La Cúpula, la suboficial Benites Romero.

Tras este hecho y en un intento de evadir la investigación, solicitó licencia por enfermedad ante la Sanidad de la Policía, habiendo presentado exámenes de laboratorio con resultados positivos por dengue, los cuales habrían sido falsificados.

El magistrado consideró que existen fundados y graves elementos de convicción para vincular a la suboficial con los delitos que se le imputan como el acta de ocurrencia policial, un video donde se observa la presencia del imputado y su colega Quispe, en el momento que solicita el dinero. Así como la adulteración de documentos y de la firma del intervenido.

Habría también infringido las funciones como efectivo policial al pedir un donativo de 500 soles para evitar imponer una papeleta al conductor, por no contar con brevete profesional.

Respecto a la prognosis de la pena por los delitos imputados supondría una pena de 10 años como mínimo, considerando el concurso real de los tres delitos. Además, que la imputada no contaría con arraigo de calidad domiciliario, ni laboral (al utilizar dicha labor policial para cometer este presunto ilícito).

Dato:

La suboficial al ser trasladada de la sede La Cúpula hacia el penal de Río Seco, se cubrió la cabeza y el rostro con una polera, tras ser conducida por dos efectivos policiales.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1