fbpx
17
Dom, Oct

Los peligros que enfrenta la democracia peruana

Juan Manuel Aguilar Hidalgo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. En los últimos años el Perú viene viviendo una permanente confrontación política. Los liderazgos políticos basados en un ideario y una propuesta de gobierno, donde las ideas y el lenguaje son el arma para convencer tanto a militantes como a la ciudadanía, han desparecido. Han sido reemplazados por caudillos, personajes cuyo liderazgo se basa principalmente en el dinero, en la práctica son dueños de partidos políticos, y por tanto han dejado de lado el interés ciudadano para defender intereses de grupo, o los propios.

 Por. Eco. Juan Aguilar Hidalgo

Moody’s la calificadora de riesgos hace poco días nos alertaba de esta permanente confrontación, a decir de ellos, acentuada en estos dos últimos años, razón por la cual perdíamos un escalón en la calificación.

Próximos a cumplir dos meses de gobierno, el escenario es poco alentador, por un lado la oposición después de haber perdido la elección a pesar de tener ingentes recursos a su favor, incluida la prensa limeña, con la retórica del fraude en mesa, de gobierno ilegítimo o gobierno terruco viene construyendo una posible vacancia presidencial, la cual harán realidad una vez tengan los votos para ello. Por otro lado tenemos al propio gobierno, incapaz de darse cuenta que la ciudadanía no votó por su propuesta de gobierno (quizás si lo hizo una minoría) sino en contra del fujimorismo, al considerarlo como una organización ligada a los mayores actos de corrupción de la historia de nuestro país.

Este error de concepto en el gobierno, más los diferentes enfrentamientos entre facciones al interior de Perú Libre, hacen que el Presidente Castillo se haya equivocado en la conformación del primer gabinete, y en lugar de optar por uno con miras a lograr consensos, eligió personajes del entorno más duro del partido de gobierno cuya credibilidad no genera confianza, ni en la ciudadanía ni en los inversionistas, contribuyendo poco a calmar las aguas que están ya bien movidas.

Así, el Congreso de la República hace sonar tambores de vacancia, mientras el ejecutivo los del cierre del congreso, poniendo esta situación en jaque a nuestra débil democracia.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255