22
Mié, May

Por enésima vez Israel y Palestina se enfrentan causando muerte y dolor en ambas poblaciones

Otros países
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Existe entre Israel y Palestina un conflicto antiguo que no tiene solución y que este mes de octubre ha desencadenado el ataque de milicianos del grupo Hamás, con resultados cruentos por ambos lados e igual una respuesta violenta con fallecidos por el lado de Palestina, que realmente lleva a plantearse la inutilidad de los organismos globales que permiten este tipo de conflictos.

De acuerdo a la información. Hamás atacó lanzando más de 2 mil cohetes, los milicianos invadieron a varias poblaciones de Israel, atacando con violencia y en muchos casos actuando con cruenta acción; todo esto, se sustenta en asuntos territoriales por parte de Israel y también por asuntos religiosos, tras acusaciones de destrucción de íconos musulmanes y acusaciones por parte de Palestina.

Tras el ataque, de inmediato el Gobierno de Estados Unidos, como ha sucedido siempre, otorgó todo su respaldo al gobierno de Israel y otorgó recursos para la defensa. En realidad, para el gobierno norteamericano, es una situación de hegemonía que no quieren perder y en esa lógica no escatiman esfuerzos en desconocer derechos a Palestina, que ha visto perder sus territorios desde la década de los 40.

La respuesta de Israel ha sido directa contra poblaciones civiles de la Franja de Gaza, destruyendo edificios y causando la muerte de una indeterminada cantidad de palestinos y de igual manera un alto nivel de heridos. En realidad, la situación es crítica y cruel contra poblaciones que asumen posición respecto al conflicto que los tiene en situación irreconciliable.

El mundo entero se ha pronunciado en contra de la acción de Hamas y otros han censurado a Israel y con él a Estados Unidos. Evidentemente, es un conflicto donde Israel redefinió su territorio después de la matanza de judíos y en contra de Palestina, sin embargo, y aunque resuelte increíble, sobre todo por lo vivido, el gobierno de Israel no ha cesado en desconocer derechos de palestinos.

Medio oriente

El presidente Colombiano Gustavo Petro ha manifestado sobre el particular “Desde muy joven estudie el conflicto palestino israelí y se de la inmensa injusticia que ha sufrido el pueblo palestino desde 1948. Igual que se de la inmensa injusticia que sufrió el pueblo judío por los nazis en Europa desde 1933. Si hubiera vivido en la Alemania del 33 hubiera luchado al lado de los judíos y si hubiera vivido en Palestina en 1948 hubiera luchado del lado palestino. Ahora los neonazis quieren la destrucción del pueblo, de la libertad y de la cultura palestina. Ahora los demócratas y progresistas queremos que se imponga la paz y sean libres los pueblos israelíes y palestinos. En este documental abajo podrá ver porque el pueblo palestino vive una de las peores injusticias del mundo contemporáneo”.

Desde Barcelona, diversos manifestantes han dado su respaldo a Palestina y piden se cese contra el aniquilamiento contra dicho pueblo. Otros lugares replican la misma actitud, aunque gobiernos alineados con Estados Unidos, consideran que Hamas es un grupo terrorista que afecta a Israel, cuando en realidad es una situación asimétrica.

De acuerdo a los últimos reportes, después del “Estado de Guerra” anunciado por Benjamín Netanyahu y expuesto por Yoau Galland, Ministro de Defensa, y que conllevó al bombardeo de la Franja de Gaza, se dio una respuesta de Hamas, afectando población y objetivos militares de Israel.

La Unión Palestina de América Latina, refiriéndose a los conflictos atávicos, indica “Desde entonces el régimen sionista pretende mantener el control de todo el territorio, de sus fronteras, sus aduanas, su economía, de su desarrollo cultural, sus lugares santos y de sus recursos naturales. Y lo más preocupante: el control demográfico, impulsa la llegada de judíos de todas partes del mundo como colonos en asentamientos ilegales, con la misma prisa con la que destruye hogares, escuelas, hospitales, cultivos e infraestructura palestinos”

Agrega que “Para desarrollar lo anterior Israel cuenta con el apoyo irrestricto de Norteamérica, Europa Occidental y Australia, los países de estas regiones le brindan apoyo militar (en tecnología y financiación), apoyo político (vetan las resoluciones de la ONU en su contra, nunca lo han sancionado por sus crímenes, y tampoco reconocen al Estado Palestino, a pesar de que otros 139 países ya lo han hecho). El estado de ocupación israelí siempre niega las resoluciones y la legalidad internacional. Israel se auto considera que está por encima de la ley internacional con el apoyo de Occidente”.

Asimismo, para graficar el tema con meridiana claridad precisa “Tal inmunidad le permite a Israel cometer masacres y asesinatos diarios por parte del ejército de ocupación y sus colonos terroristas, tal como lo que está haciendo su aviación, artillería y marina, lanzando miles de bombas sobre las casas, edificios, ambulancias, escuelas, lugares sagrados, plazas, asesinando a centenares, hiriendo a miles de civiles palestinos en la bloqueada franja de Gaza. Israel construye un régimen de prácticas de apartheid a través de políticas, leyes y procesos institucionales que degradan las posibilidades del pueblo palestino de manera mucho más cruel que el régimen de apartheid de Sudáfrica".

Precisa que “El apartheid es el principal instrumento de la ocupación colonial para imponer condiciones para anexar Cisjordania y Jerusalén, y construir la gran Israel, del río al mar, según declaraciones de los dirigentes del gobierno de extrema derecha fascista israelí. El pueblo palestino resiste a todos estos planes a través de la resistencia popular con todos los medios que tiene a su alcance, como lo establece la legalidad internacional para poblaciones bajo ocupación militar por parte de una potencia extranjera. Los palestinos tienen el derecho de defender su tierra, su población, su dignidad nacional y sus derechos legítimos en derrotar la ocupación, afirmar el derecho del retorno para los refugiados, la creación del Estado palestino independiente, y su capital Jerusalén”.

Finalmente agregan que “Esta escalada de violencia es responsabilidad del Estado ocupante al permitir a sus colonos y soldados agredir, expulsar y destruir las casas y lugares sagrados de los palestinos y los centenares de asesinatos en Cisjordania, Jerusalén y Gaza. Ya es hora de que se le permita a los comités internacionales de investigación y a la Corte Penal Internacional cumplir con su trabajo, tal como sucedió en la campaña internacional contra el apartheid de Sudáfrica”.

Hasta el momento, solo existe ataque, defensa y bombardeos, de un país que es apoyado por Estados Unidos y el otro, que cansado de tanto atropello, espera que esta situación de inequidad contra ellos culmine. La Comunidad Internacional debería actuar, no para apoyar a Israel, sino para encontrar una solución armónica con los palestinos.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1