15
Lun, Abr

El Virreinato del Perú, raíces de una ficción política jurídica no duradera

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Jurídicamente el Virreinato del Perú fue una sola unidad geográfica y política, más no culturalmente, porque se consideró en un solo conjunto, a las poblaciones resultado de diferentes procesos geo histórico culturales, que ni siquiera la violencia desatada en su anexión por los incas había hecho desaparecer en sus raíces.

Por Miguel Arturo Seminario Ojeda

Responsable del Museo Electoral y de la Democracia de la DNEF del Jurado Nacional de Elecciones

La historia del virreinato del Perú comprende los hechos históricos del pasado trascendente, desde la llegada y permanencia de los hispanos al Tahuantinsuyo, con la conquista española en 1532, prolongados por casi tres siglos de presencia hispana en estas tierras.

Terminada la conquista, y la incorporación plena del Estado Inca a la Corona de Castilla. El rey Carlos I de España, creó el Virreinato, con el gobierno de un virrey que lo representaría. El Virreinato del Perú comprendería básicamente las tierras de Nueva Castilla y Nueva Toledo, que poco a poco se fueron reduciendo, por la exigencia de los tiempos, y demandas de la nueva realidad socio-económica, y por una visión geo política.

Tras la fundación de la ciudad de San Miguel, en Tangarará, Pizarro continuó hacia el sur por el camino de la sierra, y, el 16 de noviembre de 1532 estaba en Cajamarca, enfrentándose al ejército del Inca Atahualpa. Se protagonizaría después la toma del Cusco, y posteriormente, después de un ensayo en la sierra central, en Jauja, se fundaría la Ciudad de los Reyes, hoy Lima, el 18 de enero de 1535.

En medio de sucesos bélicos que tuvieron como protagonistas a los incas y a los españoles, vinieron los años de las guerras civiles entre los conquistadores, con enfrentamientos entre Pizarro y Almagro, y sus seguidores, tras la proclamación de este último como gobernador del Cusco, ciudad a la que consideraba dentro de su jurisdicción.

El conflicto se intensificó entre los conquistadores y no hubo lugar para acuerdos, pese a las intenciones de Pizarro de solucionarlo todo pacíficamente, incluso a dejar a Almagro como autoridad del Cusco, hasta que el rey determinara lo correspondiente, sin embargo todo se precipitó, y Almagro fue justiciado en 1538. Tres años después Pizarro sería asesinado el 26 de junio de 1541. A continuación vendría el enfrentamiento de Vaca de Castro con los almagristas, y la confusión que era general, se manifestaba con la mayor violencia que se podría imaginar.

incasLos incas se enfrentaron a los españoles.

Creación del virreinato del Perú

Frente a una situación llena de conflictos, el 20 de noviembre de 1542, el rey Carlos I, firmó la Real Cédula, de las conocidas como Leyes Nuevas, un corpus legislativo para las Indias, considerándose en ese documento fechado en Barcelona, la creación del Virreinato del Perú, que integraba a los territorios de las gobernaciones de Nueva Castilla y Nueva Toledo, y otros territorios, con la ciudad de Lima como capital.

Se determinó que el virrey residiese en Lima, lugar donde debería establecerse, una audiencia real, presidida por el virrey, con cuatro oidores letrados: paralelamente, se suprimió la audiencia de Panamá.

El primer virrey fue Blasco Núñez de Vela, quien se convirtió en uno de los protagonistas de los enfrentamientos entre los partidarios de Francisco Pizarro y de Diego de Almagro por su hegemonía en el Perú; el virrey también enfrentaría la actitud de los encomenderos, capitaneados por Gonzalo Pizarro, que rechazaron a Núñez de Vela. La situación violenta continuó con la expulsión del Virrey, su retorno, y muerte tras la batalla de Iñaquito, en el actual Ecuador.

Gonzalo Pizarro fue proclamado gobernador del Perú, lo que disgustó a la Corona española, enviándose a Pedro de la Gasca, con el título de "pacificador" para solucionar la situación, que concluyó tras la batalla de Jaquijahuana, con el ajusticiamiento de Gonzalo Pizarro y de Francisco de Carbajal en el Cusco, en 1548.

comenderoEncomendero, a comienzo del Perú virreinal.

El final de la ficción política jurídica

Levantado el virreinato, como un todo pese a los conflictos socio culturales que quedaban dentro de su comprensión, paulatinamente, quizá en conocimiento de la existencia milenaria de procesos geo histórico culturales diferentes, es que se crearon las audiencias, en función a previas realidades, con jurisdicción sobre territorios que tras la independencia dieron lugar a los países existentes en la actualidad.

De la antigua extensión del virreinato del Perú, surgirían el Virreinato de Nueva Granada, el Virreinato del Río de la Plata, la Capitanía General de Chile, y el mismo y reducido Virreinato del Perú. En Nueva Granada el fraccionamiento continuó dentro de él, con Colombia y Ecuador; como sucedió en el Río de la Plata de donde surgieron 4 países: Bolivia, Argentina, Paraguay y Uruguay.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1